Matices


Complejo de Guacanagarix

Contrario a lo que ocurre con los profesioanales dominicanos en España y los Estados Unidos, quienes encuentran todo tipo de obstáculos, los empresarios y directivos de instituciones nacionales valoran mejor a los profesionales y técnicos europeos y americanos, quienes ingresan a trabajar ocupando posiciones de dirección y devengando salarios superiores a los empleados nacionales calificados.

El flujo migratorio entre España, los Estados Unidos  y nuestro país ha sido progresivo y de doble vía. España y los Estados Unidos son destinos por excelencia para los dominicanos. Por su parte, aunque en menor proporción, uno de los destinos seleccionados por los españoles y los estadounidenses al momento de decidir emigrar, es República Dominicana. En la actualidad, la crisis económica que  viven estos países, en el marco de la crisis económica mundial,  aumenta su migración aún más, principalmente de la juventud en edad productiva, en procura de mejores oportunidades.

En 2011 el número de españoles residentes en Republica Dominicana aumento a 14 808, según el fichero central del Padrón de Españoles Residentes en el Extranjero (PERE) del Instituto Nacional de Estadística en España. El aumento se constata al comparar los datos del 2009, cuando los españoles residentes en el país eran 12 888. En el 2010 sumaban 13 880. 

En general,  la cantidad de españoles que residían el año pasado en el extranjero alcanzó la cifra de 1 816 835, según datos de PERE,  un incremento de un  6.7 % (114 057 personas) respecto a los datos  de enero del 2011.

Por otro lado, el encargado del departamento de Control Migratorio del país da cuenta de que solicitaron y obtuvieron la residencia dominicana en los últimos diez años 86 774  extranjeros, de estos  14 217 son estadounidenses. Esta cantidad y la cifra referente a los españoles residentes,  no incluyen a los que,  por  dejadez,  no actualizan su estatus migratorio, por lo que deduzco que las cantidades podrían ser mayores.

Es posible que la selección de nuestro país como destino este motivada, entre otros elementos, además de los lazos históricos y el interés comercial y empresarial, por la afinidad de idioma -en el caso español- y el hermoso clima tropical con que contamos. Pero lo cierto es que la crisis económica de España y los Estados Unidos ha traído como consecuencia un aumento de la emigración y uno de los destinos es nuestro país.

En su gran mayoría, estos inmigrantes son personas muy capaces y  nosotros,  además de brindar oportunidad de empleo en estos tiempos de crisis, también entendemos que estos inmigrantes pueden  hacer aportes que benefician al país.  Bienvenidos sean todos. Aquí tienen garantizada una buena recepción, contrario a la práctica de rechazo que exhibimos con los trabajadores haitianos y las que recibimos los dominicanos en Europa y los Estados Unidos.

La preferencia por el talento extranjero se da incluso en organizaciones defensoras de los derechos humanos  y principios de  igualdad y que abogan por la justicia social. Lo aquí expuesto no es en referencia a consultores internacionales para actividades específicas, como consultoría, es más bien en referencia a puestos de trabajo por periodos más o menos largo o indefinido.      |          

La verdad es que el complejo de Guacanagarix aún  se manifiesta en la conducta del empleador dominicano, pese a que muchas veces las capacidades locales son iguales o superiores a las del extranjero.

La crisis económica por la que atraviesan los desarrollados es lamentable, pero nuestra contribución no debe ser en la línea de canje de oro por espejitos. Es tiempo de aplicar remedio al complejo de Guacanagarix que ha facilitado que a los  extranjeros se les sirva en bandeja de plata por encima de  los valores dominicanos. ¿Dónde queda el nacionalismo o  la defensa de lo nacional? ¿Por qué la defensa de lo nacional solo se esgrime a “conveniencia bien dirigida” ante  la inmigración haitiana?

Debemos abandonar esa conducta de adulación al extranjero y ,sobre todo, debemos dejar la vieja práctica de propiciar el trato diferenciado en el ámbito laboral  en detrimento de nuestros profesionales. Los dominicanos debemos aprender  a valorarnos  ante cualquier persona y en cualquier escenario.

Comentarios

Comentarios vía Facebook

Los comentarios en 7dias.com.do están sujetos a moderación. No se aceptan los comentarios que:

  • Contengan afirmaciones, enlaces, nombres o sobrenombres insultantes o contrarios a las leyes dominicanas que penalizan la difamación y la injuria.
  • Hagan acusaciones y no aporten datos comprobables.
  • Exalten la violencia o apoyen o insten a la violación de los derechos humanos.
  • Contengan alusiones discriminatorias por razón de la nacionalidad, sexo, edad, religión, opción sexual, militancia política o discapacidad.
  • Ataquen de manera denigrante a otros comentaristas de la misma información.
  • Contengan vulgaridades.
  • Contengan enlaces a espacios publicitarios, pornográficos o spam.
  • Insulten a nuestros periodistas, articulistas y blogueros.
  • Estén escritos con una ortografía que haga presumir que las faltas fueron cometidas de manera intencional.
  • 7dias.com.do se reserva el derecho de no publicar los comentarios que irrespeten estas normas, que son indicativas pero no limitativas. Nuestro deseo es propiciar el intercambio democrático de ideas en un marco de respeto. Las opiniones vertidas en los comentarios no expresan las del periódico.