Matices


Juventud y los eternos “viejos robles”

La juventud está sintiéndose excluida en los partidos políticos. Los jóvenes expresan sentirse segregados de los espacios de discusión y toma de decisión a partidarios. Con esto, ponen de relieve su deseo de participar más activamente en la política. Tal parece que no se están sintiendo representados por los “viejos robles y los dirigentes históricos” que hoy continúan detentando la dirección de los partidos políticos. Será que se han dado cuenta de que los dirigentes experimentados, aunque exponen claramente las aspiraciones y deseos de la juventud, no dan  oportunidad para que la generación de relevo asuma su papel.

Esto se reveló en el acto realizado por el gobierno a través del Ministerio de la Juventud, en la XVII Edición del  Premio Nacional de la Juventud 2013. Los técnicos del ministerio vivieron una situación bastante delicada. Estaban obligados a dar entrada  a los jóvenes invitados al premio y no tenían disponible asientos donde sentarlos. Los “dirigentes históricos” del partido oficial habían ya copado el salón.

Esto provocó que decenas de jóvenes manifestaran su inconformidad, porque habiendo sido convocados a la actividad, no podían entrar por falta de espacio. Y si bien la crítica fue en relación a la  representación de sus respectivas provincias, hacía también referencia a los altos dirigentes del PLD, los “dirigentes históricos” y a los funcionarios que los habían desplazado.

Inquietudes similares han sido expresadas en otros espacios. En las proximidades   del congreso del PLD, los jóvenes han estado expresando a sus dirigentes sus aspiraciones de mayor participación y la pretensión de aumentar sus asientos  en la mesa de la dirección nacional. Esto sugiere que los jóvenes entienden que los partidos deben ser más abiertos y que los fundadores y dirigentes históricos del partido deben facilitar ese  proceso.

Otro hecho que  también refuerza lo planteado y amplía el radio de demanda de los jóvenes, es la formación de un movimiento de jóvenes supuestamente independiente, pero en su mayoría miembros del Partido Revolucionario Dominicano, que propugna  una mayor participación de la juventud en política. Bajo la consigna “Estar al margen no es una opción”, crearon el movimiento “Joven ponte en Política”, cuyo propósito es estimular a la juventud a integrarse orgánicamente en los partidos políticos y a que aquellos que ya pertenecen o tienen una preferencia política clara,  militen de manera sistemática, no esporádica o coyuntural.

Esto parece indicar que la juventud despierta del letargo en que ha estado inmersa en las últimas décadas, y dispuesta a encarar las discriminaciones que dificultan el desarrollo de sus habilidades, potencialidades y  asunción del papel que le corresponde desempeñar en los partidos.

En estos últimos, por otro lado, se da una discrepancia. Los “viejos robles” reconocen en los jóvenes a los actores de un futuro que refiere a un proyecto social esperanzador. Sin embargo, aun reconociéndole a la juventud capacidad, habilidad y responsabilidad en la construcción de la sociedad del futuro, se le coarta el acceso a posiciones de dirección en la que los “viejos robles” se perpetúan.

Por derecho y por el papel social que desempeñan, los jóvenes deben subir y transmitir a la dirección partidista sus ideas innovadoras y su visión de futuro. El grupo de “dirigentes históricos, viejos robles” –calificativo ganado por la antigüedad en la brega política— está  llamado a  permitir que la juventud tenga la oportunidad de vivir su sueño y, sobre todo, debe consentir que esta nueva generación desarrolle los papeles que le permitirá escribir la historia  de mañana.

Una lucha interna semejante a la aquí expuesta, también se dio en la Alianza por la Democracias (APD), en su recién finalizado congreso; en la que finalmente se impuso, aunque con poca diferencia, la experimentada astucia de la “vieja guardia” por encima de la generación de relevo. Parece que esta incoherente teórica/práctica, esta  resistencia a aceptar dejar pasar los relevos generacionales no solo se da en los partidos mayoritarios, sino también en los minoritarios.

Comentarios

Comentarios vía Facebook

Los comentarios en 7dias.com.do están sujetos a moderación. No se aceptan los comentarios que:

  • Contengan afirmaciones, enlaces, nombres o sobrenombres insultantes o contrarios a las leyes dominicanas que penalizan la difamación y la injuria.
  • Hagan acusaciones y no aporten datos comprobables.
  • Exalten la violencia o apoyen o insten a la violación de los derechos humanos.
  • Contengan alusiones discriminatorias por razón de la nacionalidad, sexo, edad, religión, opción sexual, militancia política o discapacidad.
  • Ataquen de manera denigrante a otros comentaristas de la misma información.
  • Contengan vulgaridades.
  • Contengan enlaces a espacios publicitarios, pornográficos o spam.
  • Insulten a nuestros periodistas, articulistas y blogueros.
  • Estén escritos con una ortografía que haga presumir que las faltas fueron cometidas de manera intencional.
  • 7dias.com.do se reserva el derecho de no publicar los comentarios que irrespeten estas normas, que son indicativas pero no limitativas. Nuestro deseo es propiciar el intercambio democrático de ideas en un marco de respeto. Las opiniones vertidas en los comentarios no expresan las del periódico.