Francisco Rojas Castillo


No hay nada encubierto

“No hay nada encubierto, que no haya de revelarse; ni nada escondido que no llegue a conocerse”. LUCAS 12:2-3

Este pasaje bíblico se cumple tarde o temprano, pese los esfuerzos que hagan los hombres por mantener ocultas sus acciones delictivas o criminales. La justicia de la República Dominicana es muy especial. Lo que ha sido revelado en procesos judiciales se trata de ocultar, lo que ha sido conocido por la justicia se trata de tapar, siempre y cuando convenga al interés político y en los actos delictivos haya involucrados que puedan ser utilizados como piezas claves en la lucha por el poder político. Esto parece ser lo que pasó con las revelaciones de Sobeida Félix Morel en marzo del 2011 con relación al caso de Figueroa Agosto. Las informaciones aportadas a la justicia dominicana fueron encubiertas. Nadie imaginaba que todo lo que se encubre será revelado.

En este caso no sólo se ha revelado lo que el Ministerio Púbico trató de ocultar por casi dos años, sino que también salió a la luz que la justicia dominicana se prestaba a hacerle el juego a sectores políticos ajenos al interés de la sociedad y que cuando conviene al interés del poder la justicia se quita la venda de los ojos y asume los riesgos sociales del ocultamiento y la indecisión.

Lejos del Ministerio Público profundizar las investigaciones con toda la información que negoció con Félix Morel, las dejó en el nivel que era de público conocimiento, a pesar de que la sociedad reclamaba que se dieran a conocer los nombres de las demás personas vinculadas o que recibieron dinero procedentes del narcotráfico. Este caso era una oportunidad de la justicia dominicana para demostrar que todos somos iguales ante la ley independientemente de la condición política.    

Después de la revelación de la información que Félix Morel suministró al Ministerio Público, es probable que su ocultamiento y la inacción de la justicia hayan contribuido al logro de las espectaculares ventajas  políticas  tejidas a favor del expresidente Fernández. Cuando las condiciones políticas  no estaban dadas para lograr una reforma a la Constitución que le garantizara al entonces presidente de la República presentarse en las siguientes elecciones presidenciales, lo logró con el apoyo del presidente del PRD. De igual manera logró el apoyo del presidente del PRD para  la conformación de altas cortes hechas a la medida de sus  intereses políticos.

Pero el logro de mayor trascendencia que alcanzó  el gobierno del expresidente Fernández en la campaña electoral del 2012  fue paralizar políticamente al presidente del PRD y ponerlo al servicio de intereses contrarios a su partido, creando matices sin precedente en la lucha interna del PRD, pues en esta ocasión se pelea dentro de la organización pero se decide fuera de ella.

Son las altas cortes las que actualmente sustentan en la presidencia al presidente del PRD, a pesar de que fue expulsado de esa organización por una enorme mayoría de los miembros de su Comité Ejecutivo Nacional, entre los cuales se encontraban el presidente en funciones, el secretario general, la secretaria de Organización y el secretario Electoral. Para favorecer a los intereses políticos de quienes confeccionaron al Tribunal Superior Electoral (TSE), este tribunal se consideró competente para anular la decisión tomada por el organismo de mayor jerarquía del PRD. Pero ese mismo tribunal fue quien el 11 de enero de 2013 rechazó el pedimento de suspensión al juicio “disciplinario” que el grupo del presidente del PRD planea hacer este lunes 14 de enero contra Hipólito Mejía, el secretario general, la secretaria de Organización y el presidente en funciones.

La decisión absurda del TSE con relación a la disciplina interna del PRD y la revelaciones de Félix Morel confirman que “no hay nada encubierto, que no haya de revelarse”,  y que son los propios encubridores los reveladores.

Comentarios

Comentarios vía Facebook

Los comentarios en 7dias.com.do están sujetos a moderación. No se aceptan los comentarios que:

  • Contengan afirmaciones, enlaces, nombres o sobrenombres insultantes o contrarios a las leyes dominicanas que penalizan la difamación y la injuria.
  • Hagan acusaciones y no aporten datos comprobables.
  • Exalten la violencia o apoyen o insten a la violación de los derechos humanos.
  • Contengan alusiones discriminatorias por razón de la nacionalidad, sexo, edad, religión, opción sexual, militancia política o discapacidad.
  • Ataquen de manera denigrante a otros comentaristas de la misma información.
  • Contengan vulgaridades.
  • Contengan enlaces a espacios publicitarios, pornográficos o spam.
  • Insulten a nuestros periodistas, articulistas y blogueros.
  • Estén escritos con una ortografía que haga presumir que las faltas fueron cometidas de manera intencional.
  • 7dias.com.do se reserva el derecho de no publicar los comentarios que irrespeten estas normas, que son indicativas pero no limitativas. Nuestro deseo es propiciar el intercambio democrático de ideas en un marco de respeto. Las opiniones vertidas en los comentarios no expresan las del periódico.

Sobre el autor

Economista consultor, especialista en formulación y evaluación de proyectos, evaluación de programas, análisis financiero y políticas públicas. Con posgrado en Iniciativa Productiva y Dirección en el Agro y en Fomento Agroindustrial. Licenciado en Economía y posgrado en Proyectos de Inversión.