Pastor que quiere 30 millones para templo no cumple promesa de huelga

Julio César Polanco, con camisa azul y gorra, ofrece declaraciones.

El pastor evangélico que reclama al presidente Danilo Medina la donación de  30 millones de pesos para construir una iglesia en el sector La Yaguita del Pastor, de Santiago, incumplió su palabra de realizar una huelga de hambre por tiempo indefinido: hecho el anuncio, desapareció de las inmediaciones del Palacio Nacional como por arte de magia.

“En verdad, ese señor nunca ha estado en ninguna huelga de hambre. Ayer se quedo aquí un rato, pero luego se marchó en horas de la noche. Regresó hoy viernes al parque (Benito Juárez), como a las nueve, pero se marchó casi de una vez, porque alguien le prometió llamarlo para resolverle su problema”, explicó un oficial que custodia la entrada de la casa presidencial que da a la calle Doctor Delgado.

Añadió que después de la supuesta promesa de llamada telefónica, el pastor Julio César Polanco dijo que iría al parque Independencia a esperar que las autoridades palaciegas lo contactaran.

Para confirmar esa versión, 7dias.com.do  se trasladó al parque Independencia, pero el pastor no estaba en el lugar.

De regreso de nuevo al Palacio Nacional, otro oficial informo al periodista que el religioso intentó quedarse y pernoctar en el parque Benito Juárez, pero fue impedido por miembros de la seguridad presidencial, quienes  le habrían aconsejado que se fuera a dormir a otro lugar, porque ahí no está permitido.

Este jueves, Polanco visitó a la  sede de gobierno donde dijo a los periodistas  haber recibido en sueños una “revelación” del Espíritu Santo, según la cual la feligresía de su Iglesia crecería en dos mil personas en poco tiempo.

Alegando esta visión celestial,  el pastor exigió al Gobierno la construcción de un templo con un valor de 30 millones de pesos porque, estima, es preferible levantar ahora uno grande y no uno pequeño que luego tendría que ser demolido o ampliado.

Polanco admitió que en una primera visita realizada al Palacio Nacional, ambas durante este gobierno, le fueron ofrecidos 500,000 pesos y, en una segunda, la suma fue elevada a un millón. En ambas ocasiones rechazó la oferta por insuficiente.

Confesó que funcionarios del gobierno le habían llamado “dos veces para llegar a un acuerdo, pero no hemos podido cuadrar”.

El religioso expresó que conforme a un estudio hecho por el ingeniero ya elegido para construir la obra, el costo de esta es exactamente los 30 millones que exige, y dijo categórico que prefiere “morirse de hambre” antes que aceptar otra cosa que no sea el templo de su deseo.

“Me voy a establecer aquí, en este parque Benito Juárez, ubicado en la entrada de la Doctor Delgado con México, y no me voy a mover. No comeré ni beberé agua, y si nunca ha ocurrido prometo que seré el primer peregrino en morir frente al Palacio Nacional pidiendo la construcción de una iglesia”, concluyó este jueves el hombre que, sin embargo, no parece decidido a llegar a estos extremos.

Comentarios

Comentarios vía Facebook

Los comentarios en 7dias.com.do están sujetos a moderación. No se aceptan los comentarios que:

  • Contengan afirmaciones, enlaces, nombres o sobrenombres insultantes o contrarios a las leyes dominicanas que penalizan la difamación y la injuria.
  • Hagan acusaciones y no aporten datos comprobables.
  • Exalten la violencia o apoyen o insten a la violación de los derechos humanos.
  • Contengan alusiones discriminatorias por razón de la nacionalidad, sexo, edad, religión, opción sexual, militancia política o discapacidad.
  • Ataquen de manera denigrante a otros comentaristas de la misma información.
  • Contengan vulgaridades.
  • Contengan enlaces a espacios publicitarios, pornográficos o spam.
  • Insulten a nuestros periodistas, articulistas y blogueros.
  • Estén escritos con una ortografía que haga presumir que las faltas fueron cometidas de manera intencional.
  • 7dias.com.do se reserva el derecho de no publicar los comentarios que irrespeten estas normas, que son indicativas pero no limitativas. Nuestro deseo es propiciar el intercambio democrático de ideas en un marco de respeto. Las opiniones vertidas en los comentarios no expresan las del periódico.