New York Post denuncia dominicanos negocian con cupones del "welfare"

Un reportaje del periódico New York Post, publicado el pasado domingo 28 de julio, denuncia el supuesto uso fraudulento de los cupones de comida que reciben los dominicanos residentes en Nueva York en el marco de los programas asistenciales de la ciudad.

Con el título “La comida de la asistencia social de NYC se envía en barriles a la República Dominicana y luego se vende en el mercado negro”, la nota periodística se basa en hallazgos en las calles de Santiago de este comercio con productos que “pagan los contribuyentes” neoyorquinos.

Firmado por los periodistas Isabel Vicent y Kate Briquelet en Nueva York, y José Ernesto Devarez, en Santiago, el artículo del NYP se detiene en la comparación de precios de los productos vendidos en el mercado negro dominicano con los que rigen en Nueva York y la propia República Dominicana. El propósito sería evidenciar cómo los involucrados en el negocio perjudican a los programas de asistencia y al propio comercio dominicano.

“No puedo decir cuántos hacen este negocio, pero sé que son muchos”, habría confesado una mujer santiaguera, identificada como María Teresa, y de quien se dice que comercia con los productos que le manda una hermana residente en la Gran Manzana. “Es una manera muy fácil de hacer dinero y no me cuesta nada”, añadió.

“La hermana de María Teresa envía este dinero a Santiago, cuando no se lo gasta en alcohol y artículos no alimenticios”, añade el reportaje,

Destaca  el reportaje que la hermana de la beneficiaria utiliza para comprar los productos su tarjeta de Transferencia Electrónica de Beneficios, nutrida por los contribuyentes. El fraude, apunta, no se quedaría ahí. La mujer cambia en ocasiones el valor de los cupones en una bodega neoyorquina obteniendo 200 dólares en efectivo cuando el valor de los alimentos es de 250 dólares.

“La hermana de María Teresa envía este dinero a Santiago, cuando no se lo gasta en alcohol y artículos no alimenticios”, añade el reportaje, ilustrado con una infografía sobre la ruta del fraude que denuncia.

Cita además a las agencias de envío, específicamente a Luciano Shipping, como parte del negocio, las que cobrarían 75 dólares por el transporte de la mercancía a la República Dominicana. En ocasiones, agrega, los “estafadores” se aprovechan de “especiales” ofrecidos por las empresas y envían “tres barriles por el precio de dos”.

Otro beneficiario entrevistado por los periodistas es un joven haitiano identificado como Jean, fotografiado con uno de los barriles enviados por una hermana desde Queens. También él vende comida en Santiago desde que fuera deportado de Nueva York en 2010.

El concejal de origen dominicano Ydanis Rodríguez calificó el reportaje de “atrevimiento”. En su opinión, constituye un atropello insinuar que los dominicanos han establecido un mercado negro con los cupones de alimentos.

"Cada dos meses, recibo los barriles que envía mi hermana desde Nueva York. Lo que no necesito, lo vendo. Mi hermana usa cupones de alimentos para comprar la mayor parte de las cosas que me manda", le dijo Jean al NYP.

Reacción de concejal

El concejal de origen dominicano Ydanis Rodríguez calificó el reportaje de “atrevimiento”. En su opinión, constituye un atropello insinuar que los dominicanos han establecido un mercado negro con los cupones de alimentos.

Para Rodríguez, el reportaje es malintencionado y tiene por propósito dañar la imagen de los criollos en Nueva York, a los que describió como honestos y trabajadores.

Defendió también la corrección con que trabajan las agencias de envío, implicadas por el NYP en supuesto fraude con los cupones de alimentos.

“La mayoría hace un trabajo decente así como la mayoría de los dominicanos que reciben los cupones de alimentos los utilizan para  su familia”, reiteró Rodríguez, quien se dijo presto a defender la imagen de sus compatriotas que el periódico ha querido afectar. 

Comentarios

Comentarios vía Facebook

Los comentarios en 7dias.com.do están sujetos a moderación. No se aceptan los comentarios que:

  • Contengan afirmaciones, enlaces, nombres o sobrenombres insultantes o contrarios a las leyes dominicanas que penalizan la difamación y la injuria.
  • Hagan acusaciones y no aporten datos comprobables.
  • Exalten la violencia o apoyen o insten a la violación de los derechos humanos.
  • Contengan alusiones discriminatorias por razón de la nacionalidad, sexo, edad, religión, opción sexual, militancia política o discapacidad.
  • Ataquen de manera denigrante a otros comentaristas de la misma información.
  • Contengan vulgaridades.
  • Contengan enlaces a espacios publicitarios, pornográficos o spam.
  • Insulten a nuestros periodistas, articulistas y blogueros.
  • Estén escritos con una ortografía que haga presumir que las faltas fueron cometidas de manera intencional.
  • 7dias.com.do se reserva el derecho de no publicar los comentarios que irrespeten estas normas, que son indicativas pero no limitativas. Nuestro deseo es propiciar el intercambio democrático de ideas en un marco de respeto. Las opiniones vertidas en los comentarios no expresan las del periódico.