Ayuntamiento propone "solución" a UNICARIBE que pagarán los contribuyentes

La  propuesta del Ayuntamiento del Distrito Nacional para “solucionar” el problema de vialidad y agresión al entorno urbano generado por la Universidad del Caribe es técnicamente viable y legalmente irregular porque obligaría al cabildo a reformular su presupuesto de este año por cuanto la obra no fue presupuestada. Como si fuera poco, anularía la condición de circunvalación sur de la capital que ha asumido la autopista 30 de Mayo.

El ayuntamiento capitalino presentó el jueves una propuesta de solución que plantea una serie de intervenciones sin necesidad de construir un puente elevado sobre la autopista. La propuesta, resultado de un diagnóstico sobre la situación del tránsito, incluye la colocación de reductores de velocidad en dos etapas a ambos lados de la  30 de Mayo, señalización, construcción de bahías para el desmonte de pasajeros, construcción de vallas para canalizar el cruce de personas y… la instalación de un semáforo.

"Es un acto de irracionalidad para favorecer a una empresa disfrazada de institución sin fines de lucro y parte del desorden que auspicia el mismo ayuntamiento” según explica el ingeniero Hamlet Hermann, experto en tránsito.

Esta última es “un acto de irracionalidad para favorecer a una empresa disfrazada de institución sin fines de lucro y parte del desorden que auspicia el mismo ayuntamiento” según explica el ingeniero Hamlet Hermann, experto en tránsito.

Hermann indica que el ayuntamiento de la capital trata de solucionar los problemas al revés ante su ineficacia como planificador del entorno urbano. “El problema no es si hay que solucionar la crisis generada por la universidad sino el hecho de que la universidad no debe estar ahí y el ayuntamiento lo sabe”, indica.

Hermann explica que la 30 de Mayo es la circunvalación sur de la capital y por tanto debe tener un determinado ritmo en el desplazamiento de los vehículos. Aspecto que no puede ser ignorado por el ADN por una sencilla razón: Obras Publicas incluye la autopista en el proyecto de circunvalación de la capital anunciado recientemente.

El departamento de Planificación Urbana del cabildo no ha explicado cuánto costará la salida que propone al problema creado por UNICARIBE, pero es evidente que serán  los contribuyentes no la institución, que cobra a cada uno de sus 21,000 estudiantes alrededor de 12,000 pesos por cuatrimestre, quienes asumirían el costo.

Hasta ahora el Consejo de Regidores no ha sido convocado para conocer una modificación del presupuesto del cabildo que necesariamente desnudará a un santo pobre para vestir a uno rico.

El jueves, UNICARIBE anunció la adquisición de cinco casas para “resolver” el problema del estacionamiento es su población estudiantil y administrativa,  sin admitir otras situaciones generadas, como es la presencia de vendedores ambulantes y la acumulación de basura y ruidos que han reducido el valor de los inmuebles de la zona.

Según el reglamento de estacionamientos, los 21,000 estudiantes y los 500 empleados y profesores de la universidad necesitan un mínimo de 500 estacionamientos, suponiendo que la calidad de semipresencial de la docencia permita la permanencia de dos mil estudiantes en cada período de clases. Para los cines y otros lugares a los que acude mucho público se estima un estacionamiento por cada cinco butacas. No hay un trato especial para escuelas y universidades.

El regidor Waldys Taveras explicó que el ADN obligó a otras universidades privadas, que tienen menos de un cuarto de la población de UNICARIBE, a la construcción de estacionamientos y que, en este caso, se está siendo especialmente benigno actuando en contra de los intereses de la ciudadanía.

Hasta ahora el Consejo de Regidores no ha sido convocado para conocer una modificación del presupuesto del cabildo que necesariamente desnudará a un santo pobre para vestir a uno rico.

Comentarios

Comentarios vía Facebook

Los comentarios en 7dias.com.do están sujetos a moderación. No se aceptan los comentarios que:

  • Contengan afirmaciones, enlaces, nombres o sobrenombres insultantes o contrarios a las leyes dominicanas que penalizan la difamación y la injuria.
  • Hagan acusaciones y no aporten datos comprobables.
  • Exalten la violencia o apoyen o insten a la violación de los derechos humanos.
  • Contengan alusiones discriminatorias por razón de la nacionalidad, sexo, edad, religión, opción sexual, militancia política o discapacidad.
  • Ataquen de manera denigrante a otros comentaristas de la misma información.
  • Contengan vulgaridades.
  • Contengan enlaces a espacios publicitarios, pornográficos o spam.
  • Insulten a nuestros periodistas, articulistas y blogueros.
  • Estén escritos con una ortografía que haga presumir que las faltas fueron cometidas de manera intencional.
  • 7dias.com.do se reserva el derecho de no publicar los comentarios que irrespeten estas normas, que son indicativas pero no limitativas. Nuestro deseo es propiciar el intercambio democrático de ideas en un marco de respeto. Las opiniones vertidas en los comentarios no expresan las del periódico.