Natalia Cabral y Oriol Estrada, un cine para hurgar en las contradicciones de la vida

SANTO DOMINGO (R. Dominicana).- Pese a ser la primera producción cinematográfica de Natalia Cabral y Oriol Estrada, “Tú y yo” no solo se estrenó en el Festival Internacional Visions du Réel, en Nyon, Suiza, sino que también fue seleccionada como la mejor película documental en competición oficial.

El documental, que trata sobre la relación laboral entre la Doña, una viuda de unos 70 años, y Aridia, su joven criada, dos mujeres que comparten un pequeño apartamento en Santo Domingo, ha ya recibido varios reconocimientos en diversos festivales internacionales.

“Tú y yo” fue la piedra fundacional de otros proyectos de largo aliento. El más ambicioso, hasta ahora, es la creación de Faula Films, una compañía productora que desarrollará proyectos cinematográficos con vocación artística, cultural y social. El primero ya está en carpeta, “Miriam miente”, filme en proceso de producción cuyo guión resultó entre los  ganadores del certamen FONPROCINE 2014.

¿Cómo surgió el proyecto de “Tú y yo”? ¿La historia está basada en un caso específico o es la observación general de una situación que ocurre en la sociedad dominicana?

Natalia: En ese momento estábamos buscando dinero para un largometraje en ficción. Eran los inicios de la Ley de Cine; hablábamos con inversionistas, pero no teníamos éxito en esas reuniones. No teníamos experiencia y ellos tampoco. Además, no entendíamos bien qué era la Ley de Cine y había mucha desconfianza en ese momento. Pero decidimos que para filmar una película no es necesario tanto dinero y herramientas. Optamos por algo cotidiano que nos pareciera interesante, y a partir de ahí, tratar de armar una película, sencilla, pequeña, que pudiéramos hacer los dos.

Oriol: Se puede decir que la película surgió de los personajes. Conocíamos a las protagonistas y un día se dio una situación en la que la doña lee el periódico a Aridia, mientras esta iba fregando los platos, porque no sabe leer. La vimos y pensamos que era una relación interesante, que podría ser la escena de una película. Empezamos a filmar y la historia se fue construyendo en la medida en que observábamos lo que iba pasando. Fue un proceso muy natural, muy distinto a lo que estábamos acostumbrados.

¿Cómo ha sido la experiencia de llevar a “Tú y yo” a festivales internacionales? ¿Cuál ha sido la reacción de este tipo de público ante la historia del filme?

Natalia: Estrenamos la película en el festival Visions du Réel, que es uno de los de cine documental más importantes de Europa. Había mucha curiosidad por el cine dominicano, porque no llega mucho a Europa y la gente te pregunta que qué tipo de cine se hace aquí. Por otro lado, concretamente con la película, el público se reía mucho, pero también se indignaba, porque hay momentos empáticos entre la doña y Aridia, pero también hay momentos incómodos para el espectador. La película se ha mostrado en muchos sitios y gusta mucho; ha tenido muy buena aceptación en el área de El Caribe, porque son realidades que nos unen a todos: esa realidad del servicio doméstico y cómo es nuestra relación con él. La experiencia ha sido positiva.

Como es un documental que a veces parece una película de ficción, mucha gente nos ha preguntado sobre su género. Cuando la visionaban, algunos programadores de festivales decían no estar seguros de lo que era, porque hay momentos en que las protagonistas parecen actrices profesionales, por la forma que está colocada la cámara o la manera como que ellas se desenvuelven.

Oriol: Sí, hay mucha curiosidad  por cómo se hizo. A veces la gente nos pregunta si dejamos la cámara y nos fuimos, por la naturalidad de ellas. Por eso es bueno filmar documentales en la República Dominicana, porque la gente es como es. No fue muy complicado para nosotros que ellas improvisaran, que fueran ellas mismas, aún con una cámara en frente. No se inmutaban. Al público, especialmente en Suiza, le costaba entenderlo.

Su próximo proyecto, el largometraje “Miriam miente”, ¿también estará basado en hechos reales o será una historia totalmente ficticia?

Natalia: Este es el proyecto para el que estábamos buscando dinero, todavía estamos en eso. Lo bueno es que ganamos FONPROCINE el año pasado, que es un dinero que te ayuda a seguir buscando el resto, y sí, es un proyecto que involucra actores, hay un guión escrito, es una historia que hemos creado y los personajes principales son adolescentes.

Oriol: Es muy parecido a un documental en el sentido de que será realista. Construimos el guión a partir de experiencias de Natalia, cosas que ha oído o la manera de hablar de la gente. Al final toda ficción tiene parte de la realidad y todo documental también tiene ficción, una cosa no es tan distinta de la otra.

¿Cómo se compara con “Tú y yo”, un proyecto que fue más improvisado y que no incluía actores?

Natalia: Todavía no hemos empezado a rodar. Estamos buscando el dinero que falta. Cuando uno estudia cine se empapa de películas y de directores que uno estima, pero no tiene la idea de que luego pasará gran parte de su vida buscando el dinero para hacer una película. Este año vamos a empezar a buscar los actores, las locaciones. La idea es buscar elementos de la realidad que nos sean interesantes. Va a haber un guión pero, por ejemplo, a las adolescentes no vamos a exigirles que hablen como los adultos, sino que trataremos de que ellas se apropien de los diálogos. Vamos a intentar que la película sea orgánica, porque muchas veces las producciones de aquí son un poco duras. 

Ustedes comparten la labor de director, guionista y productor en sus proyectos, ¿cómo funciona esta dinámica la hora de hacer un filme o escribir un guión?

Oriol: Somos una pareja y al final es como una proyección de la relación misma. Quizás fuera complicado si no fuera así y solo trabajásemos juntos en una película, pero como constantemente tenemos que tomar decisiones, uno va estableciendo roles inconscientemente. Por ejemplo, en “Tú y yo” no fue predefinido. A nivel técnico, para trabajar el rodaje éramos dos, entonces así establecimos las tareas. Creo que con el tiempo cada uno va encontrando su lugar. Básicamente hacer una película es resolver problemas e ir construyendo.

Natalia: Sí, con “Tú y yo” fue así. Yo escribí el guión para la próxima película, Oriol le dio una estructura a todo el material, los dos estamos buscando dinero por igual, los dos vamos a codirigir y siempre estamos hablando de cine. Es inevitable.

¿Cómo eligen las historias que quieren contar?

Oriol:  Hace unos días hablamos de eso. Nos estamos dando cuenta de que nos interesan mucho las contradicciones internas de los personajes. No los conflictos externos, sino esas contradicciones más personales que, creo yo, al final es lo que nos vincula mucho a todos. Creo que de entrada nos fijamos más en la riqueza y los matices de los personajes y ya después en los temas.

¿Todos los proyectos de Faula Films tendrán un aspecto social o piensan incursionar en otros géneros?

Oriol: Es difícil decir, porque a veces uno ni siquiera tiene consciencia plena de lo que hace, parece fácil, pero no. A veces creemos que nos gustan las sátiras, las tragicomedias, ese tipo de géneros, pero lo que sí nos gustan son las contradicciones humanas. A partir de ahí sale el género.

Natalia: Sí, es difícil, porque también uno quiere tener la libertad de no implantarse etiquetas. Nosotros hicimos esa película así, para rodar, para realmente vivir el trabajo de ser un director. Es muy triste pasarse cinco años con un guión debajo del brazo, porque un día te levantas y te preguntas qué estás haciendo con tu vida. Por eso pensamos que, aunque “Tú y yo” no sea una película grande en términos de presupuesto, quizás sea grande porque la historia tiene algún tipo de significado para la gente que la ve. Creo que ahí es donde está la grandeza de las películas, no en cuánto dinero cuestan, sino qué tanto aportan. De ahí salió esa película, pero, claro, las próximas serán por cuestiones distintas.

¿Creen que actualmente es más fácil para un cineasta hacer el tipo de película que más le interese? ¿Ahora tienen más libertad o aún se encuentran con muchas paredes?

Natalia: Es una pregunta compleja. No sé si es más fácil, pero ahora hay un boom de cine, en el sentido de que hay más rodajes, y si hay más rodajes hay más trabajo, más técnicos, más formación y más películas en cartelera. Lo que pasa es que hacer una película es muy difícil, donde quiera y como sea, por todo el tiempo que tienes que aportarle de tu vida y el dinero que hay que conseguir. Sí, es verdad que ahora hay una vía que no había antes, que es la Ley de Cine, lo que pasa es que la Ley de Cine no es tan fácil, porque tienes que conocer inversionistas, tienes que llegar a un acuerdo con ellos, luego tienes que llevar a la gente al cine. Hacer cine es un arte, pero es un arte donde el dinero tiene mucho poder.

Comentarios

Comentarios vía Facebook

Los comentarios en 7dias.com.do están sujetos a moderación. No se aceptan los comentarios que:

  • Contengan afirmaciones, enlaces, nombres o sobrenombres insultantes o contrarios a las leyes dominicanas que penalizan la difamación y la injuria.
  • Hagan acusaciones y no aporten datos comprobables.
  • Exalten la violencia o apoyen o insten a la violación de los derechos humanos.
  • Contengan alusiones discriminatorias por razón de la nacionalidad, sexo, edad, religión, opción sexual, militancia política o discapacidad.
  • Ataquen de manera denigrante a otros comentaristas de la misma información.
  • Contengan vulgaridades.
  • Contengan enlaces a espacios publicitarios, pornográficos o spam.
  • Insulten a nuestros periodistas, articulistas y blogueros.
  • Estén escritos con una ortografía que haga presumir que las faltas fueron cometidas de manera intencional.
  • 7dias.com.do se reserva el derecho de no publicar los comentarios que irrespeten estas normas, que son indicativas pero no limitativas. Nuestro deseo es propiciar el intercambio democrático de ideas en un marco de respeto. Las opiniones vertidas en los comentarios no expresan las del periódico.