Lo que pienso

Es la manera como yo veo el mundo y lo que en él acontece. Es como evalúo mi entorno, sin juzgarlo. Son mis convicciones. Es, sencillamente, lo que pienso.

La manguera abierta y en su casa sin agua

Los niveles que alcanza la falta de educación en nuestro país son inimaginables e incomparables.

En estos días de escasez de agua he podido comprobar una vez más y con mucha pena hasta dónde puede llegar la falta de educación de nuestra gente. Más aún, la falta de interés por aprender.

La persona que me asiste en las tareas domésticas no es capaz de entender que el agua que economice en mi casa le puede servir a ella en la suya.

No ha sido una vez la que he tenido que recordárselo. En nuestro edificio tenemos un pozo de agua y estamos dentro de los poquísimos privilegiados que aún no están padeciendo del gravísimo problema de escasez que se vive no solo en el país, en otras partes del mundo también.

Los mensajes que en este sentido veo en algunos medios de comunicación y escucho en la radio, al parecer no son suficientes para instruir a la ciudadanía sobre la urgencia que tenemos todos de hacer un uso comedido del agua.

Es que me resulta imposible entender cómo a estas alturas hay gente que deja una manguera abierta desperdiciando agua mientras se ocupa en otros quehaceres domésticos.

Le explico, le razono, trato de asustarla diciendo que está penado por la ley dada la escasez que se vive, que eso es un tipo de crimen. Ni así lo procesa. Eso es, falta de educación. Peor aún, falta de interés por aprender.  Los mensajes que en este sentido veo en algunos medios de comunicación y escucho en la radio, al parecer no son suficientes para instruir a la ciudadanía sobre la urgencia que tenemos todos de hacer un uso comedido del agua.

Debemos todos desde donde nos toque estar llevar el mensaje de manera personal. Y por mi experiencia al parecer ni esto le llega a la gente. No basta con lo que se publica, hay que sentenciar a aquellos que insisten en desperdiciar agua y explicarles con ejemplos casi alarmantes. Hacerles ver que podríamos quedarnos sin agua para siempre, a ver si entonces reaccionan.

No es posible.  Nos falta tanto por educar.  Por Dios. Con una población que no entienda cosas tan elementales que incluso les afectan directamente, es poca, o ninguna, la esperanza que se tiene de avanzar como nación. Qué pena.

Y esta falta grave de educación es la que nos lleva a desperdiciar no solo el agua, también la energía eléctrica, los alimentos. Lo que nos lleva a contaminar el ambiente no solo con basura también con ruidos.

En ocasiones parecería que vivimos más en una jungla que en una nación civilizada.  Ciertos ciudadanos hacen alarde de su salvajismo cuando no de su prepotencia y arrogancia. Otros van más lejos, se ufanan de su poder, ya sea político o económico, cuando no de su inconsciencia y alardean de su desenfado y malos modales, que son ya una constante en nuestro diario vivir. Ya sea conduciendo, ya en la fila de un banco.  Muchos merecerían colgarse un taparrabos y treparse en un árbol en lugar de estar exigiendo un espacio en una comunidad donde, de entrada, desconocen las normas más elementales que se requieren para convivir en una sociedad medianamente civilizada.

¿Tenemos lo que merecemos? Yo diría que sí.

Comentarios

Comentarios vía Facebook

Los comentarios en 7dias.com.do están sujetos a moderación. No se aceptan los comentarios que:

  • Contengan afirmaciones, enlaces, nombres o sobrenombres insultantes o contrarios a las leyes dominicanas que penalizan la difamación y la injuria.
  • Hagan acusaciones y no aporten datos comprobables.
  • Exalten la violencia o apoyen o insten a la violación de los derechos humanos.
  • Contengan alusiones discriminatorias por razón de la nacionalidad, sexo, edad, religión, opción sexual, militancia política o discapacidad.
  • Ataquen de manera denigrante a otros comentaristas de la misma información.
  • Contengan vulgaridades.
  • Contengan enlaces a espacios publicitarios, pornográficos o spam.
  • Insulten a nuestros periodistas, articulistas y blogueros.
  • Estén escritos con una ortografía que haga presumir que las faltas fueron cometidas de manera intencional.
  • 7dias.com.do se reserva el derecho de no publicar los comentarios que irrespeten estas normas, que son indicativas pero no limitativas. Nuestro deseo es propiciar el intercambio democrático de ideas en un marco de respeto. Las opiniones vertidas en los comentarios no expresan las del periódico.

Sobre la autora

Periodista. Ha laborado en los principales medios escritos del país. Fue editora de la revista Madre Única editada por Editora AA y miembro del cuerpo de redactores fundadores de Diario Libre. Especializada en la entrevista, recopiló las publicadas en la revista Rumbo y en el periódico Listín Diario en un volumen titulado "La palabra de los sueños".