Divina luna

DIVINA LUNA nace cuando decido no esperar para hacer algo por los demás. Mi objetivo es que todo el que pueda leerme reflexione y se dé cuenta de que los derechos no se piden, se exigen.

¿Podremos aceptarnos alguna vez?

Hace  unos días estaba viendo un video titulado Racismo en la República Dominicana, de El consumidor. El video  muestra una entrevista hecha a varios niños a los que se les mostraban dos muñecos, uno blanco y uno negro, y les hacía una serie de preguntas  como: “¿Cuál es el muñeco bueno? ¿Cuál será rico cuando crezca?”, entre otras. Los resultados  no me sorprendieron tanto, ya que soy consciente de la alarmante creencia racista que existe en mi país a pesar de que la mayoría de nuestra población es mestiza. 

República Dominicana es un país con una cultura extensa y rica. Se nos reconoce por nuestra comida, nuestra música y por la belleza y talento de nuestra gente. Lo que pasa es que muchas personas desconocen (o ignoran)  que nuestra parte negra es una de las protagonistas más importante de lo que somos hoy en día. Por ejemplo, el plátano, ingrediente de muchos de nuestros platos típicos, es de origen africano. La percusión que utilizamos en nuestro perico ripiao’ es igualmente africana.

Hermosas mujeres que nos han representado internacionalmente como Yaritza Reyes (Miss República Dominicana Universo 2013) y Mayte Brito (Miss Earth República Dominicana 2014) son morenas y ambas han sido reconocidas por su carisma y belleza.  Johnny Ventura, “El caballo mayor”, merenguero que ha innovado con sus letras y su ritmo desde la década de los 60, es igualmente negro. Entonces ¿por qué tenemos que discriminar esa parte tan hermosa y llena de alegría y diversidad de nuestro país?

Es difícil de creer que todavía en el siglo XXI pasen cosas semejantes. ¿Sabían que existen personas que se ofenden porque las llamen “negro/a" o “moreno/a"? Pues sí, y es que nos hemos criado con el pensamiento de que ser negro es denigrante y ofensivo.

Recuerdo que cuando era niña, mi abuela solía cantarme a mí y a una prima una canción contemporánea que decía: “yo tengo dos muchachitas que son muy bonitas, una es blanquita y la otra morenita”. No me gustaba saber que mi color de piel era más oscuro que el de mi prima, pues sentía que eso significaba que ella era superior a mí. Cuando la verdad es que nuestra parte negra es la que representa toda la fuerza y todo el sabor de nuestro pueblo. 

Yéndome a un contexto más globalizado, también estuve viendo el video de una joven afroamericana llamada Amandla Stenberg, en el cual ella habla de cómo  en los Estados Unidos la cultura negra (hip-hop) experimenta un gran auge en la población desde principios de los años 2000, sin embargo día a día se ven los actos de discriminación hacia las personas negras. Amandla termina con una frase que inspiró este post: ¿Crees que algún día podremos amar a los negros de igual forma que amamos su cultura?”. Deja tu opinión en los comentarios.


Comentarios

Comentarios vía Facebook

Los comentarios en 7dias.com.do están sujetos a moderación. No se aceptan los comentarios que:

  • Contengan afirmaciones, enlaces, nombres o sobrenombres insultantes o contrarios a las leyes dominicanas que penalizan la difamación y la injuria.
  • Hagan acusaciones y no aporten datos comprobables.
  • Exalten la violencia o apoyen o insten a la violación de los derechos humanos.
  • Contengan alusiones discriminatorias por razón de la nacionalidad, sexo, edad, religión, opción sexual, militancia política o discapacidad.
  • Ataquen de manera denigrante a otros comentaristas de la misma información.
  • Contengan vulgaridades.
  • Contengan enlaces a espacios publicitarios, pornográficos o spam.
  • Insulten a nuestros periodistas, articulistas y blogueros.
  • Estén escritos con una ortografía que haga presumir que las faltas fueron cometidas de manera intencional.
  • 7dias.com.do se reserva el derecho de no publicar los comentarios que irrespeten estas normas, que son indicativas pero no limitativas. Nuestro deseo es propiciar el intercambio democrático de ideas en un marco de respeto. Las opiniones vertidas en los comentarios no expresan las del periódico.

Sobre el autora

Tengo 17 años y soy dominicana. Me interesa estudiar periodismo. Desde que tengo 12 años participo en una serie de "simulacros" llamados Modelos de las Naciones Unidas (MUN) los cuales tienen como objetivo enseñar a los jóvenes el funcionamiento de este organismo internacional. Los MUN me dieron la oportunidad de conocer diferentes culturas y, sobre todo, las personas que viven realidades distintas a las mías y despertaron en mi la necesidad de hacer algo para ayudarles. En un futuro, quisiera trabajar en alguna de esas grandes organizaciones que se dedican a exigir el cumplimiento de cada uno de los derechos que nos corresponden a todos de manera igualitaria.