Lo que pienso

Es la manera como yo veo el mundo y lo que en él acontece. Es como evalúo mi entorno, sin juzgarlo. Son mis convicciones. Es, sencillamente, lo que pienso.

Semana Santa en recogimiento

La Semana Santa que recién finalizó ha sido la primera que he pasado en casa en muchos años. Y han sido unos días en los que he podido disfrutar de una inusual quietud y silencio. ¡Qué bien vienen!

En el edificio donde residimos  24 familias apenas unas pocas nos quedamos en la ciudad.

Cuánto disfrute del silencio y de las calles solitarias.

Fue tiempo que me sirvió para ponerme al día con mi gente querida. Desayunar sin prisa y deleitarnos en la quietud. Lejos del afán. Sin bullicio ni vendedores ambulantes con altoparlantes que interrumpan el sueño.

Con qué rapidez se desenvuelve uno en la vía pública. Qué despejado lucía todo.

Ojalá que cada mes haya unos cuantos días santos que ayuden a apaciguar los tradicionalmente caldeados ánimos de nuestros ¿dirigentes? políticos. 

La única aglomeración que aprecie fueron las largas filas de vehículos en la iglesia cercana adonde vivo.

Allí se dieron cita decenas y decenas de feligreses. Qué lindos se veían acudiendo al templo religioso.

Yo, confieso, no suelo ir a ninguno de esos templos pero eso no significa que no haya dedicado momentos a la reflexión y oración y que no aprecie a quienes suelen hacerlo.

Elevo mi gratitud al Creador solicitando su gracia, implorándole luz ante la oscuridad y fortaleza en la adversidad.

Pero no son los días denominados santos en el calendario litúrgico los que me llevan a elevar mis plegarias al Señor. No. Es mi necesidad diaria de comunicarme con esa fuerza suprema que todo lo rige, que me inspira respeto y, en ocasiones, hasta temor. Pienso que es eso lo que nos frena, lo que nos empuja, lo que nos levanta.

Durante todo el año oro, agradezco, invoco, suplico, si es preciso. Porque durante todo el año es menester agradecer y muchas otras, suplicar.

En ocasiones, la vida nos presenta dificultades pero no por ello vamos a desmayar. Fortalecerme en la adversidad es mi afán.

La Semana Santa, dado el asueto que se impone, es la ideal para reorganizarnos, reencontrarnos, poner al dia nuestros afectos.

Inundarnos de paz y de quietud con la esperanza, la ilusión, de inmunizarnos por unos instantes y evitar que el bombardeo politiquero que dentro de poco retoma sus andanzas, no nos afecte de aquí a lo que falta para arribar a las elecciones de mayo el que, independientemente de las expectativas que envuelve, desde ya promete ser una época de temperatura muy alta.

Ojalá que cada mes haya unos cuantos días santos que ayuden a apaciguar los tradicionalmente caldeados ánimos de nuestros ¿dirigentes? políticos. Y que estos días santos hayan servido para iluminar sus mentes y dejar a un lado sus apetencias personales en aras del bien colectivo. Algunos sueños se han hecho realidad.

Comentarios

Comentarios vía Facebook

Los comentarios en 7dias.com.do están sujetos a moderación. No se aceptan los comentarios que:

  • Contengan afirmaciones, enlaces, nombres o sobrenombres insultantes o contrarios a las leyes dominicanas que penalizan la difamación y la injuria.
  • Hagan acusaciones y no aporten datos comprobables.
  • Exalten la violencia o apoyen o insten a la violación de los derechos humanos.
  • Contengan alusiones discriminatorias por razón de la nacionalidad, sexo, edad, religión, opción sexual, militancia política o discapacidad.
  • Ataquen de manera denigrante a otros comentaristas de la misma información.
  • Contengan vulgaridades.
  • Contengan enlaces a espacios publicitarios, pornográficos o spam.
  • Insulten a nuestros periodistas, articulistas y blogueros.
  • Estén escritos con una ortografía que haga presumir que las faltas fueron cometidas de manera intencional.
  • 7dias.com.do se reserva el derecho de no publicar los comentarios que irrespeten estas normas, que son indicativas pero no limitativas. Nuestro deseo es propiciar el intercambio democrático de ideas en un marco de respeto. Las opiniones vertidas en los comentarios no expresan las del periódico.

Sobre la autora

Periodista. Ha laborado en los principales medios escritos del país. Fue editora de la revista Madre Única editada por Editora AA y miembro del cuerpo de redactores fundadores de Diario Libre. Especializada en la entrevista, recopiló las publicadas en la revista Rumbo y en el periódico Listín Diario en un volumen titulado "La palabra de los sueños".