Communico, ergo sum

Comunico, luego existo. Blog en construcción donde expreso mi visión personal sobre comunicación, publicidad, medios y mercadeo.

¡El pueblo, unido, jamás será vencido!

En este país, pertenecer a un partido político viene siendo lo mismo que ser fanático de un equipo de pelota. La afiliación política no es producto de convicciones, la gente es de un partido, como dicen los fanáticos del béisbol, desde chiquitico (contrario a los políticos, que son unos piratas y desde que su partido va perdiendo, se cambian).

La cultura de “lo mío” atrofia cualquier asomo de pensamiento crítico. Mientras más pollos y salamis “jondeen” desde una patana, mientras más bullosa la disco light, mientras más se remeneen las bailarinas bebiendo champaña a pico de botella, más adeptos obtienen los partidos. Por eso es tan difícil que el pueblo se ponga de acuerdo.

Pero de vez en cuando surge un tema que cala hondo, que levanta tantas pasiones como el round robin. Que hace que personas que quizás de otra manera no tendrían nada en común, tengan intereses afines y, mejor aún, se unan. Las redes sociales han magnificado este fenómeno.

Aquí veremos cuatro ocasiones en que las redes sociales lograron que el pueblo aunara fuerzas.

Música por Los Haitises

Cuando se publicó el informe de impacto ambiental elaborado por el  PNUD (Programa para el Desarrollo de las Naciones Unidas) acerca de la cementera que se pretendía construir cerca de Los Haitises (descárguelo aquí), pocos anticiparon lo que desencadenaría. De repente nos dimos cuenta de que se querían robar algo importante, y decidimos que no, que no sería tan fácil.

No contando con tantos recursos, los canales más usados para amplificar el mensaje fueron las redes sociales.Y así un grupo de jóvenes montó un campamento permanente en Gonzalo. Se hicieron manifestaciones en diferentes puntos del país. Se realizó un gran concierto que reunió miles de personas. Todo con la voluntad de unos pocos y el apoyo de muchos.

Finalmente, la construcción de la cementera fue detenida. Sea o no por oportunismo político que se adoptara esta decisión, no se puede descartar que algún efecto habrá tenido la opinión pública.

Policía no me mate, yo me paro

La madrugada del 11 de octubre del 2003, dos policías dispararon contra un vehículo en marcha y asesinaron a Elvin Reyna Brito, quien era mi compañero de trabajo. En 2010, el joven estudiante Abraham Ramos Morel es asesinado por no detenerse en un lugar oscuro como le indicaron unos policías, si no más adelante, bajo un poste de luz. La indignación e impotencia por esta muerte fue la chispa que inició la campaña “Policía, no me mate, que yo me paro en lo claro”. Ver aquí breve reportaje.

Aunque nada ha cambiado, y la Policía continúa la práctica de las ejecuciones extrajudiciales (porque en este país “to’ e to’ y na’ e na”), la campaña acaparó la atención de diversos medios y tomó suficiente relevancia como para ser mencionada en un informe realizado en el 2011 por Amnistía Internacional acerca de violaciones a los derechos humanos perpetradas por la Policía Nacional. Además, varios artistas grabaron temas musicales y se realizaron manifestaciones, calcomanías, camisetas, entre otros.

Revolución amarilla

Quizás el gobierno pensó que era un juego de niños, pero el video de Cerito y Cruz denunciando las deficiencias del sistema educativo dominicano comenzó a mover una rueda que no aún no se detiene. Como una luz de bengala, este grupo de acción ciudadana alertó sobre la situación de emergencia en la que aún se encuentra nuestro sistema educativo. Su sencillo video hizo que muchos despertáramos.

Lo que siguió fue una bola de nieve. El video se propagó por las redes sociales y puso el tema en la palestra pública. La ciudadanía asumió esta lucha y manifestó su apoyo con creatividad: el concierto Voces Amarillas; instaurando vigilias todos los lunes frente al Congreso en los denominados Lunes Amarillos; usando una sombrilla amarilla como símbolo.Se replicaron las acciones en otras ciudades y pueblos del país. Figuras internacionales, como René de Calle 13, se hicieron eco del reclamo.

En el 2012 el actual presidente Danilo Medina cumple con la ley al otorgar el 4% del PIB a la educación primaria. Aunque se discuta si los recursos se están invirtiendo de la manera adecuada, es innegable que esta asignación presupuestaria es un triunfo. Y que el compromiso es de y para todos los dominicanos.

#NoALaReformaFiscal

Y así como en el 2012 se asignó el 4% del PIB a la educación, ese mismo año se anuncia una reforma fiscal que aumenta los impuestos. Como dice el merengue, unas van de cal y otras van de arena.

El rechazo no se hizo esperar. Cansados ya de pagar platos rotos (de cualquier gobierno y de cualquier partido) los dominicanos se lanzaron a la calle a exigir castigo a la corrupción (recordemos la célebre frase del presidente Medina “no tiremos piedras al pasado”) y el repudio a mayores impuestos.

El 11 de noviembre de 2012, miles de personas se movilizaron hacia el Parque Independencia, dejando en evidencia el poder de las redes sociales como herramientas efectivas de convocatoria.

En nuestro país, donde lo que no conviene no se publica en los medios tradicionales, las redes sociales están ayudando a cambiar el panorama. Aunque muchos las usan para ventilar sus neurosis, resultan especialmente útiles para organizar y movilizar un gran número de personas, y propagar rápidamente información.

Ya los temas de interés no son los dictados por los medios tradicionales. A la vez que empoderan al individuo, las redes sociales le permiten expresar sus malestares y encontrar a otros con las mismas inquietudes, creando comunidades que de otra manera demandaría mayor esfuerzo construir.

La consigna “el pueblo unido jamás será vencido” pone de manifiesto el poder de la soberanía popular y una sociedad civil organizada. El tema está en que el pueblo se ponga de acuerdo…

Les invito a ver este video, así sea para matar la curiosidad: dominicano, despierta, todavía hay esperanza.

Comentarios

Comentarios vía Facebook

Los comentarios en 7dias.com.do están sujetos a moderación. No se aceptan los comentarios que:

  • Contengan afirmaciones, enlaces, nombres o sobrenombres insultantes o contrarios a las leyes dominicanas que penalizan la difamación y la injuria.
  • Hagan acusaciones y no aporten datos comprobables.
  • Exalten la violencia o apoyen o insten a la violación de los derechos humanos.
  • Contengan alusiones discriminatorias por razón de la nacionalidad, sexo, edad, religión, opción sexual, militancia política o discapacidad.
  • Ataquen de manera denigrante a otros comentaristas de la misma información.
  • Contengan vulgaridades.
  • Contengan enlaces a espacios publicitarios, pornográficos o spam.
  • Insulten a nuestros periodistas, articulistas y blogueros.
  • Estén escritos con una ortografía que haga presumir que las faltas fueron cometidas de manera intencional.
  • 7dias.com.do se reserva el derecho de no publicar los comentarios que irrespeten estas normas, que son indicativas pero no limitativas. Nuestro deseo es propiciar el intercambio democrático de ideas en un marco de respeto. Las opiniones vertidas en los comentarios no expresan las del periódico.

Sobre la autora

Virginia Perdomo Cordero es publicista de profesión. Con 10 años de experiencia en el área de comunicación, ha trabajado en agencias publicitarias y como cliente. Primera dominicana en ganar medalla de oro en la competencia Young Lions Marketers 2010 en el marco del Festival Internacional de Creatividad Cannes Lions, en Cannes, Francia. Twitter: @vmpc2