Historia de la Medicina

El propósito que nos anima es dar a conocer la historia de la Medicina dominicana a través de las reseñas biográficas y profesionales de sus principales protagonistas, tanto dominicanos como extranjeros. Es también rescatar del olvido a quienes han contribuido de manera decidida con el saber científico dominicano.

Manuel E. Perdomo Canal, un modernizador de la Obstetricia

El doctor Manuel Emilio Perdomo Canal es uno de los más prominentes gineco-obstetras de nuestro país, ciudadano ejemplar y profesor universitario.

Nació en Santo Domingo en el 1888, donde realizó sus estudios de bachillerato. En el 1908 ingresó al Instituto Profesional, recibiendo en 1913 su diploma de licenciado en Medicina y Cirugía, con su tesis Terapéutica actual de la disentería bacilar y amibiana.

Tras su investidura,  viajó a Estados Unidos y Europa, perfeccionando sus conocimientos. De regreso al país continúa sus estudios y en 1926 recibe el  diploma de doctor en Medicina, esta vez con la tesis Tratamiento de la disentería amibiana por la emetina.

Desde sus estudios de Medicina mostró su vocación de maestro, que ejerció como profesor de Ciencias Naturales en el Instituto Salomé Ureña y en la Escuela de Bachilleres de Santo Domingo hasta el 1916.  En el 1920 fue profesor y director de la Escuela Normal Superior de Santo Domingo y, de manera simultánea, administrador de los asilos y del Hospital Padre Billini.

Tras la reapertura en 1914 de la Universidad de Santo Domingo, donde fue profesor durante 30 años, Perdomo Canal ocupó el cargo de secretario general.

En el 1925 era médico en la sala de Maternidad del Hospital Padre Billini. Tres años después, en 1928, inicia la impartición de las cátedras de obstetricia y clínica obstétrica. En opinión del doctor  Rafael Miranda, con él se inicia la obstetricia moderna en nuestro país.

En el 1933 formó parte de Comité Organizador del Congreso Médico celebrado ese año y obtuvo el primer premio con un trabajo Consejos a las madres, higiene del embarazo.

Como decano de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad de Santo Domingo entre 1935 y 1958, introdujo importantes y modernizantes cambios en el currículo. Además, durante su gestión se inauguró el actual edificio de la Facultad de Ciencias Médicas de la UASD.

Ocupó la rectoría interina de la Universidad de Santo Domingo en tres ocasiones. En el 1938 fue presidente de la Cruz Roja Dominicana y, en 1940, fue miembro del Consejo Nacional de Educación.

Durante su vida profesional, Perdomo Canal asistió como médico a miles de parturientas y, a decir del doctor Nicolás Pichardo, fue el responsable de que los partos se hicieran con un profesional de la Medicina, ya que su clientela abarcaba todo tipo de pacientes, y su nombre y su prestigio fueron ampliamente conocidos en todo el país.

En el 1951, al fundarse la Sociedad Dominicana de Obstetricia y Ginecología fue nombrado miembro de honor de la entidad. Durante toda su vida profesional recibió múltiples reconocimientos, la Universidad de Santo Domingo le nombró Profesor Emérito en el 1958.

Falleció en el 1964 a la edad de 76 años, y en su panegírico el doctor Rogelio Lamarche le despidió reconociéndolo como “amigo sincero, padre amoroso, maestro eminente, ciudadano sin dobleces y caballero ejemplar”.

Tras su muerte se designó con su nombre la Sala de Maternidad del Hospital Padre Billini y una calle de la ciudad de Santo Domingo lleva su nombre. En el 1974 la Academia Dominicana de Medicina lo exaltó a su Galería de Maestros de la Medicina Dominicana. Recibió a título póstumo la Orden de Duarte, Sánchez y Mella.  En 1987, la Universidad Nacional Pedro Henríquez Ureña instituyó el premio “Dr. Manuel E. Perdomo”, al estudiante con las mejores calificaciones en Obstetricia y Ginecología.

Con motivo del centenario de su nacimiento, y a instancias de un distinguido grupo de profesionales, entre ellos el doctor Ángel Caputo, se designó con su nombre el Hospital de Maternidad del Instituto Dominicano de Seguros Sociales, que le fue posteriormente retirado, lo que constituye a nuestro entender una gran injusticia que deberá ser rectificada.

Comentarios

Comentarios vía Facebook

Los comentarios en 7dias.com.do están sujetos a moderación. No se aceptan los comentarios que:

  • Contengan afirmaciones, enlaces, nombres o sobrenombres insultantes o contrarios a las leyes dominicanas que penalizan la difamación y la injuria.
  • Hagan acusaciones y no aporten datos comprobables.
  • Exalten la violencia o apoyen o insten a la violación de los derechos humanos.
  • Contengan alusiones discriminatorias por razón de la nacionalidad, sexo, edad, religión, opción sexual, militancia política o discapacidad.
  • Ataquen de manera denigrante a otros comentaristas de la misma información.
  • Contengan vulgaridades.
  • Contengan enlaces a espacios publicitarios, pornográficos o spam.
  • Insulten a nuestros periodistas, articulistas y blogueros.
  • Estén escritos con una ortografía que haga presumir que las faltas fueron cometidas de manera intencional.
  • 7dias.com.do se reserva el derecho de no publicar los comentarios que irrespeten estas normas, que son indicativas pero no limitativas. Nuestro deseo es propiciar el intercambio democrático de ideas en un marco de respeto. Las opiniones vertidas en los comentarios no expresan las del periódico.

Sobre el autor

Graduado en Medicina de la Universidad Nacional Pedro Henríquez Ureña, con especialidad en Oftalmología en el Servicio de Oftalmología del Instituto de Investigaciones Clínicas y Medicas de la Clínica Nuestra Señora de la Concepción de la Fundación Jiménez Díaz, de Madrid, España. Articulista habitual en periódicos y revistas nacionales y extranjeros. Autor de varios libros sobre temas de su especialidad.