Al lado del camino

Los mundos nuevos deben ser vividos antes de ser explicados. (Alejo Carpentier)

La maravilla de diciembre

Y sigue diciembre su curso  desbordado de fiestas y de algunas noticias halagüeñas. Llegó el doble sueldo, las festividades para todos y vacaciones para algunos. El calor cede, bajan los precios del petróleo y el de los combustibles; no así los del transporte público y el de los alimentos y otras mercaderías que deberían bajar.

No todas las noticias son buenas pero siempre hay rebajas en todas las cadenas y supermercados. Los precios de los pasajes aéreos suben pero bajan los de algunos hoteles y destinos turísticos (sobre todo en zonas frías del planeta). Lo importante es que la vida sigue, que hay deportes que finalizan o se acercan a sus finales aunque también agitación política y tejemanejes sobre asuntos que marcarán nuestras vidas.

Pero hay luces de colores por todas partes y más que nunca durante el año cualquier ocasión da un motivo para beber y las bebidas también han bajado. Sí, todo es fiesta y oportunidad de gastarnos esos ahorros, o el dinero del doble en cosas que necesitamos y que ahora se facilitan o en otras que de pronto un encarte a colores o una publicidad en TV nos hace sentir que son imprescindibles y cambiarán nuestras vidas.

 ¡Es fin de año, señores! ¡Por fin un descanso después de tanto trabajo y tantos feriados! 

Es momento de amar y de perdonar y de olvidar las cosas difíciles que nos han ocurrido, así como olvidamos otras tan graves que ocurren mientras celebramos. Pero nuestro cerebro se resiste a registrar lo negativo, dejemos eso para cuando vuelva la época del trabajo, ya entrado enero.

Verdad es que muchos por ahí lo pasan mal, como esos rehenes en Australia o los chechenos y los sirios y los árabes y hasta los palestinos que andan dando lucha con eso de tener su propio país. Nosotros ni tanto. Un problema por aquí, uno por allá, otro acullá pero ya veremos, quizás en enero. Ahora lo importante es celebrar.

Mira como llegan cantantes de medio mundo y espectáculos de todo tipo y categoría, cómo se encienden las luces en los parques y los fuegos artificiales en el cielo ¡Es fin de año, señores! ¡Por fin un descanso después de tanto trabajo y tantos feriados! Y los muchachos que terminaron la universidad, el liceo, la escuela y sólo quieren saber de diversión y olvidarse hasta de lo que no han aprendido en todo el curso.

Todos queremos fiesta y hay un poco más de dinero para darnos gustos y contar el tiempo que se va y otro año que empieza. Sólo un amargado podría estar preocupándose ahora por aquello que pasa detrás de los artificios pascuales, las luces, musiquitas y colores que llaman al consumo demencial para saciar las ilusiones; a la celebración sin límites para botar el golpe. Sólo un ser de mente estrecha puede estar preocupado ahora por los problemas que se gestan y que nos explotarán en la cara cuando pasen las festividades.

A quien le va a importar un tipo así que ande hablando ahora de manipulaciones y violencias, de corrupción y politiquería, de crisis y guerras en el mundo, de problemas legales y humanitarios. Señor, váyase con esa música fúnebre a otra parte y déjenos celebrar. Si de verdad hay problemas como usted dice y van a robarnos la casa ¿a quién le importa eso ahora? Ya llegará enero, y si nos quedan unos pesitos, compraremos un candado ¡Y punto!

Comentarios

Comentarios vía Facebook

Los comentarios en 7dias.com.do están sujetos a moderación. No se aceptan los comentarios que:

  • Contengan afirmaciones, enlaces, nombres o sobrenombres insultantes o contrarios a las leyes dominicanas que penalizan la difamación y la injuria.
  • Hagan acusaciones y no aporten datos comprobables.
  • Exalten la violencia o apoyen o insten a la violación de los derechos humanos.
  • Contengan alusiones discriminatorias por razón de la nacionalidad, sexo, edad, religión, opción sexual, militancia política o discapacidad.
  • Ataquen de manera denigrante a otros comentaristas de la misma información.
  • Contengan vulgaridades.
  • Contengan enlaces a espacios publicitarios, pornográficos o spam.
  • Insulten a nuestros periodistas, articulistas y blogueros.
  • Estén escritos con una ortografía que haga presumir que las faltas fueron cometidas de manera intencional.
  • 7dias.com.do se reserva el derecho de no publicar los comentarios que irrespeten estas normas, que son indicativas pero no limitativas. Nuestro deseo es propiciar el intercambio democrático de ideas en un marco de respeto. Las opiniones vertidas en los comentarios no expresan las del periódico.