Historia de la Medicina

El propósito que nos anima es dar a conocer la historia de la Medicina dominicana a través de las reseñas biográficas y profesionales de sus principales protagonistas, tanto dominicanos como extranjeros. Es también rescatar del olvido a quienes han contribuido de manera decidida con el saber científico dominicano.

Historia del gremialismo médico dominicano

En las postrimerías del siglo XIX ejercía en nuestro país un médico venezolano que consideraba a la República Dominicana su segunda patria, quien consiguió reunir a un grupo de colegas con la idea de formar una sociedad médica, con fines científicos y de orientación a la población sobre enfermedades y epidemias.

Ese medico era Manuel Durán Bracho, quien se convirtió en el primer presidente de la Sociedad Médica de Santo Domingo, nombre que adoptó la entonces recién creada asociación. Su fecha de fundación fue el 18 de agosto del 1891. La primera directiva la componían además, los doctores  Juan Francisco Alfonseca, vicepresidente, y Julio Lyon, tesorero.

Sin embargo la situación política bajo la dictadura de Ulises Hereaux dificultó las labores de la nueva sociedad. Sus actividades se limitaban a orientaciones y consejos a la población y a  las autoridades sobre temas sanitarios.

Médicos dominicanos como Francisco Henríquez y Carvajal, Alejandro Coradín o Federico Aybar se opusieron con fervor patriótico a la invasión de las fuerzas norteamericanas y sufrieron cárcel o exilio.

 El nuevo siglo no trajo grandes diferencias en la situación del país, tras la muerte del dictador Hereaux y las guerras internas que siguieron. En 1908 se intentó crear una gran campaña a favor de la salud infantil, que activó la Sociedad y llevó a la realización del Primer Congreso Médico Dominicano celebrado en el 1911, y organizado por los doctores Arístides Fiallo Cabral y Francisco Moscoso Puello. En ese Congreso se decidió incrementar las actividades de la Sociedad, para lo cual se encargo al doctor  Salvador B. Gautier.

En 1916, con la ocupación militar norteamericana, las actividades de la Sociedad de nuevo se duermen por las condiciones imperantes. Médicos dominicanos como Francisco Henríquez y Carvajal, Alejandro Coradín o Federico Aybar se opusieron con fervor patriótico a la invasión de las fuerzas norteamericanas y sufrieron cárcel o exilio.

 Dos años después de la retirada de las tropas norteamericanas, en septiembre del 1926, se reanudan las actividades de la Sociedad Médica de Santo Domingo.  En noviembre de ese año se adopta para la sociedad el nombre de Asociación Médica Dominicana. Sus actividades se llevaban a cabo en la Sociedad “Amigos del País”, situada en la calle Isabel la Católica 101.

La directiva que inició esa nueva etapa de la Sociedad estaba presidida por el doctor Pedro de Marchena y junto a él, los doctores Luis Eduardo Aybar, Arturo Gullón, Antonio Elmúdesi, Emilio Rodríguez Oca, Félix Raymond, Viriato Fiallo, Heriberto Pieter, Rodolfo Coiscou y Fernando Defilló. Se iniciaron reuniones científicas y de discusión y presentación de casos con la participación de la mayoría de los médicos del país, que en ese entonces eran unos 160.

En 1933 se realiza un nuevo congreso médico, ya en la época de Trujillo. Los médicos dominicanos dieron una muestra de coraje al seleccionar como directivos de ese congreso a los doctores Ramón de Lara y Viriato Fiallo, ambos conocidos opositores a Trujillo. El tirano se disgustó y esto motivó un intento de control de la Asociación por el gobierno y una considerable merma en sus actividades. Tras la caída de la dictadura, la Asociación Médica Dominicana renace y tras las primeras elecciones democráticas, en 1961, se elige una nueva directiva que quedó presidida por el doctor Jordi Brossa, quien junto a un grupo de valiosos médicos  propició las bases para una mejoría en la situación de los médicos.

 El camino de la Asociación Médica Dominicana ha estado lleno de grandes logros a favor de la salud de los dominicanos y de las condiciones de trabajo de nuestros médicos. En febrero del 2003, el presidente Hipólito Mejía, promulgó la Ley de Colegiación Medica, que convirtió a nuestra asociación en el hoy Colegio Médico Dominicano

Comentarios

Comentarios vía Facebook

Los comentarios en 7dias.com.do están sujetos a moderación. No se aceptan los comentarios que:

  • Contengan afirmaciones, enlaces, nombres o sobrenombres insultantes o contrarios a las leyes dominicanas que penalizan la difamación y la injuria.
  • Hagan acusaciones y no aporten datos comprobables.
  • Exalten la violencia o apoyen o insten a la violación de los derechos humanos.
  • Contengan alusiones discriminatorias por razón de la nacionalidad, sexo, edad, religión, opción sexual, militancia política o discapacidad.
  • Ataquen de manera denigrante a otros comentaristas de la misma información.
  • Contengan vulgaridades.
  • Contengan enlaces a espacios publicitarios, pornográficos o spam.
  • Insulten a nuestros periodistas, articulistas y blogueros.
  • Estén escritos con una ortografía que haga presumir que las faltas fueron cometidas de manera intencional.
  • 7dias.com.do se reserva el derecho de no publicar los comentarios que irrespeten estas normas, que son indicativas pero no limitativas. Nuestro deseo es propiciar el intercambio democrático de ideas en un marco de respeto. Las opiniones vertidas en los comentarios no expresan las del periódico.

Sobre el autor

Graduado en Medicina de la Universidad Nacional Pedro Henríquez Ureña, con especialidad en Oftalmología en el Servicio de Oftalmología del Instituto de Investigaciones Clínicas y Medicas de la Clínica Nuestra Señora de la Concepción de la Fundación Jiménez Díaz, de Madrid, España. Articulista habitual en periódicos y revistas nacionales y extranjeros. Autor de varios libros sobre temas de su especialidad.