Lado B

El lado B es un espacio para tratar temas relacionados a todos los ámbitos de la cultura, rutinas del día a día, detalles de “Odisea burbujas” y otros misterios de la vida.)

Amor al estilo zombi

Este fin de semana Virginia y yo tuvimos el honor de asistir a la boda de Pedro y Laura, una pareja de amigos que conocemos desde hace muchos años. Fue un honor no solo por el aprecio a esas amistades, sino también porque pocas personas verdaderamente cumplen con su promesa de hacer real la boda de sus sueños sin hacer caso a lo que digan otras personas.

Pedro y Laura no solo son dos soñadores empedernidos, también son fanáticos del género de películas de zombis, por lo que, desde el instante en que se comprometieron, no tuvieron ninguna duda al elegir cuál sería el tema de la boda.

Esta decisión se vio reflejada en la invitación, documento en el que dejaron bien claras las opciones de vestimenta para los invitados: ropa semiformal, disfraz de sobreviviente o disfraz de zombi. Tengo entendido que, por lo menos al principio, ninguna de las dos familias de los novios estaba muy de acuerdo con ese arreglo.

“¡Noooo!”.

La ceremonia se había planeado para un sábado a las 6:00 de la tarde y al llegar nuestra primera impresión fue que parecía una boda común y corriente, excepto por la forma que se organizaron las mesas, ya que los invitados ocupaban sus puestos de acuerdo al tipo de ropa que eligió. Nosotros fuimos disfrazados de sobrevivientes y debo de admitir que me sorprendió la gran cantidad de personas que optaron por la categoría de zombi.

“No mires a tu izquierda, pero creo que una pareja de la mesa de al lado tienen el mismo disfraz que nosotros”.

La marcha nupcial fue un hermoso acontecimiento. La novia, vestida de zombi, fue escoltada por su padre, quien se veía muy elegante con su disfraz de alguacil. Se tardaron un poco en llegar al altar porque Laura, quien tomó muy en serio su papel, caminó lentamente y arrastrando los pies. Por cierto, hasta ese día nunca me habría imaginado que la canción “More human tha human” del grupo White Zombie era una melodía apropiada para una boda, pero he cambiado de opinión.

Más de un familiar lloró, pero quizás no por los mismos motivos.

Parados ante todos los invitados, los novios, ambos zombis, no dejaban de mecerse de un lado a otro en lo que la jueza, un poco nerviosa, llevaba a cabo la ceremonia. Al terminar, la jueza se notaba insegura si debía de agregar algo más, hasta que uno de los invitados se acercó a ella y susurró algo en su oído. No estoy seguro si le estaba reclamando algo, pero después ella tragó en seco y dijo en voz alta: “¡Vienen por ti, Baaarbaaaraa!”.

Pocas personas entienden esa referencia.

Las otras actividades de la boda procedieron de manera normal, aunque con una velocidad más pausada cuando involucraban a muchos zombis, pero el mejor momento de la noche fue el primer baile de los novios. No lo pude creer cuando empezó a sonar la canción “Thriller” de Michael Jackson, pero debo admitir que la pareja de novios ejecutó los movimientos de la coreografía a la perfección y solo mejoró cuando los padres de los novios y otros familiares se unieron al baile.

Un momento que recordarán por el resto de sus vidas.

Fuera de algunas ocasiones que los zombis pretendían perseguir a cualquiera de los invitados que se marchaba demasiado temprano, el resto de la velada fue un evento muy bonito y nos alegró mucho que Pedro y Laura la hayan pasado tan bien. Es más, a todos nos pareció como algo normal cuando el hermano del novio trató de brindar a los recién casados sin romper con su papel de zombi.

“Aaarrrh… Eeerrg… Ooaaah…, pero en serio les deseo lo mejor…”.

Aunque llegó un momento, casi al final, cuando noté a una señora sentada en un rincón apartado con su cabeza recostada sobre una mesa, rodeada de vasos vacíos y pidiéndole al mozo otro más. Le pregunté a Virginia si se trataba de una ex del novio, pero ella me dijo que no, que era la organizadora de la boda.

Comentarios

Comentarios vía Facebook

Los comentarios en 7dias.com.do están sujetos a moderación. No se aceptan los comentarios que:

  • Contengan afirmaciones, enlaces, nombres o sobrenombres insultantes o contrarios a las leyes dominicanas que penalizan la difamación y la injuria.
  • Hagan acusaciones y no aporten datos comprobables.
  • Exalten la violencia o apoyen o insten a la violación de los derechos humanos.
  • Contengan alusiones discriminatorias por razón de la nacionalidad, sexo, edad, religión, opción sexual, militancia política o discapacidad.
  • Ataquen de manera denigrante a otros comentaristas de la misma información.
  • Contengan vulgaridades.
  • Contengan enlaces a espacios publicitarios, pornográficos o spam.
  • Insulten a nuestros periodistas, articulistas y blogueros.
  • Estén escritos con una ortografía que haga presumir que las faltas fueron cometidas de manera intencional.
  • 7dias.com.do se reserva el derecho de no publicar los comentarios que irrespeten estas normas, que son indicativas pero no limitativas. Nuestro deseo es propiciar el intercambio democrático de ideas en un marco de respeto. Las opiniones vertidas en los comentarios no expresan las del periódico.

Galería

  • 1

  • 2

    “¡Noooo!”.

  • 3

    “No mires a tu izquierda, pero creo que una pareja de la mesa de al lado tienen el mismo disfraz que nosotros”.

  • 4

    Más de un familiar lloró, pero quizás no por los mismos motivos.

  • 5

    Pocas personas entienden esa referencia.

  • 6

    Un momento que recordaran por el resto de sus vidas.

  • 7

    “Aaarrrh… Eeerrg… Ooaaah…, pero en serio les deseo lo mejor…”.

Sobre el autor

Escritor, periodista y publicista. Actualmente este fan del cómics, el cine y la TV labora como editor de la sección de Cultura del periódico digital 7dias.com.do donde su lema es “¡Cultura! ¡Cultura! ¡Cultura!”, que solo está parcialmente relacionado a su lema privado “¡Chin pun pan tortillas papas!”, y su lema como acuariano a medio tiempo “¿Por las barbas de mi tía Petunia!”.