Lado B

El lado B es un espacio para tratar temas relacionados a todos los ámbitos de la cultura, rutinas del día a día, detalles de “Odisea burbujas” y otros misterios de la vida.)

Atrapados por Transformers 4 y la historia sin fin

En más de una ocasión he comentado sobre mi amor a las películas de acción. A pesar de que en su mayoría carecen de lógica, buen guión o actuaciones creíbles, sentarse en una sala de cine con una funda de cocalecas y un vaso de refresco en las manos es el escape perfecto del estrés del día a día.

Aún así, hay excepciones a este aprecio, el principal de estos se llama Michel Bay, quizás el único director en la historia del cine que piensa que cualquier cosa puede explotar en el contexto apropiado.

En el mundo de Michael Bay hasta las flores pueden explotar si uno las mira mal.

Hace unos días fui con mi amigo Tony a ver “Transformers 4: La era de la extinción”, los dos estábamos convencidos de que, al haber visto las otras entregas de la saga, ya éramos inmunes a las peores tendencias del estilo cinematográfico del señor Bay. Además, había escuchado rumores de que en esta entrega de la saga el director había descartado algunos de los elementos más negativos de las películas anteriores.

Sin palabras.

Por desgracia, ese no fue el caso.

Básicamente, la historia comienza 5 años después del final del filme anterior. El mundo culpa a los transformers por la tragedia que ocurrió en la ciudad de Chicago, por lo que el gobierno de Estados Unidos ha roto relaciones con los Autobots y una facción del gobierno los caza. Un inventor fallido (Mark Wahlberg) y su hija hacen un descubrimiento que los involucra en la guerra entre lo que queda de las facciones de los robots, el gobierno y alguien más.

En el mundo de Michael Bay este es el equivalente de salir a pasear por un parque.

La película en sí tiene una duración de casi dos horas y 45 minutos, una eternidad cuando menos de la mitad de la película está dedicada a las escenas de acción y el resto al supuesto drama de un filme en el que Bay vuelve a burlarse de conceptos que considera innecesarios como “sutileza”, “historia coherente”, “personajes creíbles” y “la secuela más reciente no debería de tener contradicciones con la película anterior”.

¡Solo queríamos dos horas y pico de solo esto! ¿Cómo es posible que se puedan equivocar con algo tan simple?

Al principio todo iba bien con imágenes impresionantes y conceptos fantásticos, pero desde que comenzaron a introducir los supuestos personajes humanos y sus supuestos conflictos, nos aburrimos tanto que cometimos el peor error que se puede ser al ver una película de acción, especialmente una de Michael Bay, empezamos a analizar lo que ocurría en la pantalla.

“Un momento, ¿desde cuándo la madera explota al recibir un golpe?”.

En par de ocasiones se fue la luz y el proyector tuvo problemas, pero no aprovechamos estas oportunidades para escaparnos de esa trampa mortal con nuestra cordura intacta. El interminable ciclo de ocasiones de destrucción innecesaria y las acciones incoherentes de los personajes nos dejó tan exhaustos que quedamos vulnerables ante cualquier sugerencia hipnótica.

“No irán a ningún lado. Terminarán de ver la película y la semana que viene compraran entradas para verla otra vez”.

Apenas surgieron los créditos cuando salimos corriendo de la sala y, a pesar que no parábamos de criticar la película, decidimos que nos volveríamos a reunir la siguiente semana para volverla a ver, pero no estamos seguros por qué.

“¡Poco a poco los controlaré a todos! ¡MUAJAJAJAJAJA!”.

Comentarios

Comentarios vía Facebook

Los comentarios en 7dias.com.do están sujetos a moderación. No se aceptan los comentarios que:

  • Contengan afirmaciones, enlaces, nombres o sobrenombres insultantes o contrarios a las leyes dominicanas que penalizan la difamación y la injuria.
  • Hagan acusaciones y no aporten datos comprobables.
  • Exalten la violencia o apoyen o insten a la violación de los derechos humanos.
  • Contengan alusiones discriminatorias por razón de la nacionalidad, sexo, edad, religión, opción sexual, militancia política o discapacidad.
  • Ataquen de manera denigrante a otros comentaristas de la misma información.
  • Contengan vulgaridades.
  • Contengan enlaces a espacios publicitarios, pornográficos o spam.
  • Insulten a nuestros periodistas, articulistas y blogueros.
  • Estén escritos con una ortografía que haga presumir que las faltas fueron cometidas de manera intencional.
  • 7dias.com.do se reserva el derecho de no publicar los comentarios que irrespeten estas normas, que son indicativas pero no limitativas. Nuestro deseo es propiciar el intercambio democrático de ideas en un marco de respeto. Las opiniones vertidas en los comentarios no expresan las del periódico.

Galería

  • 1

  • 2

    En el mundo de Michael Bay hasta las flores pueden explotar si uno las mira mal.

  • 3

    Sin palabras.

  • 4

    En el mundo de Michael Bay este es el equivalente de salir a pasear por un parque.

  • 5

    ¡Solo queríamos dos horas y pico de solo esto! ¿Cómo es posible que se puedan equivocar con algo tan simple?

  • 6

    “Un momento, ¿desde cuándo la madera explota al recibir un golpe?”

  • 7

    “No irán a ningún lado. Terminarán de ver la película y la semana que viene compraran entradas para verla otra vez”

  • 8

    “¡Poco a poco los controlaré a todos! ¡MUAJAJAJAJAJA!”

Sobre el autor

Escritor, periodista y publicista. Actualmente este fan del cómics, el cine y la TV labora como editor de la sección de Cultura del periódico digital 7dias.com.do donde su lema es “¡Cultura! ¡Cultura! ¡Cultura!”, que solo está parcialmente relacionado a su lema privado “¡Chin pun pan tortillas papas!”, y su lema como acuariano a medio tiempo “¿Por las barbas de mi tía Petunia!”.