Historia de la Medicina

El propósito que nos anima es dar a conocer la historia de la Medicina dominicana a través de las reseñas biográficas y profesionales de sus principales protagonistas, tanto dominicanos como extranjeros. Es también rescatar del olvido a quienes han contribuido de manera decidida con el saber científico dominicano.

Pablo Iñiguez, médico y científico

Quienes  fuimos alumnos del doctor Pablo Iñiguez, lo recordamos con gran respeto y admiración por sus conocimientos, entusiasmo y dedicación a la enseñanza y a la ciencia.

El Dr. Iñiguez nació en Santo Domingo en el 1925. Sus primeros años de vida estuvieron muy marcados por su padre, quien era un aficionado de las ciencias y la astronomía. Esa impronta le acompañó toda su vida, estimulando en él el interés por las ciencias.

Realizó sus estudios de Medicina en la Universidad de Santo Domingo de la que egresa en el 1947 con el título de doctor. Su tesis versó sobre trastornos del hígado. Se traslada posteriormente a la ciudad de Los Ángeles, en los Estados Unidos de Norteamérica, donde estudia Gastroenterología en el Colegio Médico Evangelista como asistente del Dr. Rudolph Schindler, el inventor del gastroscopio flexible.

Regresa al país en el 1950. En ese año es nombrado miembro honorario extranjero de la Asociación Médica Argentina. Desde su llegada al país ofreció charlas educativas para la población en los temas de enfermedades digestivas.

Fue presidente de la Asociación Médica Dominicana en el 1953. En 1955 es nombrado Profesor de Medicina Interna en la Universidad de Santo Domingo. En 1957 participa junto a un grupo de distinguidos colegas en la Fundación de la Sociedad Dominicana de Gastroenterología. En 1958 ingresa como miembro a la Sociedad Americana de Gastroscoscopia. En 1965 recibe un reconocimiento de los Archivos Internacionales de Gastroenterología, prestigiosa publicación  médica.  En 1967 inaugura el Centro de Gastroenterología, donde aplicó lo que había aprendido de su profesor, no solo en Gastroenterología, sino en el enfoque psicosomático de la medicina. En 1968  preside la Sociedad Dominicana de Gastroenterología.

Iñiguez desarrolló una medicina muy personalizada en la que él mismo realizaba la mayoría de los estudios que el paciente requería. Sus trabajos de investigación sobre el hígado y sus enfermedades mantienen al día de hoy su actualidad. Fue de los fundadores de la Universidad Nacional Pedro Henríquez Ureña, de la que fue profesor hasta el 1990, año en que se retiró de la docencia para dedicarse a la escritura y la investigación.  

Junto al Dr. Jordi Brossa fundó la Fundación Tumen, para acoger a los médicos que habían estudiado en el prestigioso Graduate Hospital de Filadelfia. Entre ambos hubo siempre una gran relación de amistad y respeto.

En 1987, el Dr. Iñiguez ingresa a la Academia de Ciencias de la República Dominicana, de la que recibió la máxima distinción: el Laudiato Académica. Durante más de diez años publicó en la Revista Acta Medica Dominicana la sección Extra Med, donde trataba sobre temas científicos o culturales fuera del ámbito estrictamente médico.

La de escritor es una de sus más importantes facetas: Iñiguez escribió nueve libros. En el primero de ellos, “Simplemente un rayo de luz” hace un recorrido por el conocimiento científico desde los griegos hasta la teoría de la relatividad.  En la “Dialéctica del Biocosmos” ofrece originales ideas sobre el origen de la vida. Otro apasionante de su autoría es “Desde el hombre de Neanderthal hasta el Renacimiento”, dedicado al Dr. Nicolás Pichardo. Su último libro “Del Big Bang al Biocosmos” trata temas de física cuántica y hace referencias al ser humano.

 Fue un melómano, pianista y ajedrecista, pero sobre todo fue educador. A esto se refirió el Dr. Mariano Defilló cuando dijo “que las cátedras del Dr. Iñiguez, actualizadas, ricas en evidencias y pronunciadas con elocuencia, mantenían embelesados a los estudiantes”.

El Dr. Iñiguez falleció en el 2007.

Comentarios

Comentarios vía Facebook

Los comentarios en 7dias.com.do están sujetos a moderación. No se aceptan los comentarios que:

  • Contengan afirmaciones, enlaces, nombres o sobrenombres insultantes o contrarios a las leyes dominicanas que penalizan la difamación y la injuria.
  • Hagan acusaciones y no aporten datos comprobables.
  • Exalten la violencia o apoyen o insten a la violación de los derechos humanos.
  • Contengan alusiones discriminatorias por razón de la nacionalidad, sexo, edad, religión, opción sexual, militancia política o discapacidad.
  • Ataquen de manera denigrante a otros comentaristas de la misma información.
  • Contengan vulgaridades.
  • Contengan enlaces a espacios publicitarios, pornográficos o spam.
  • Insulten a nuestros periodistas, articulistas y blogueros.
  • Estén escritos con una ortografía que haga presumir que las faltas fueron cometidas de manera intencional.
  • 7dias.com.do se reserva el derecho de no publicar los comentarios que irrespeten estas normas, que son indicativas pero no limitativas. Nuestro deseo es propiciar el intercambio democrático de ideas en un marco de respeto. Las opiniones vertidas en los comentarios no expresan las del periódico.

Sobre el autor

Graduado en Medicina de la Universidad Nacional Pedro Henríquez Ureña, con especialidad en Oftalmología en el Servicio de Oftalmología del Instituto de Investigaciones Clínicas y Medicas de la Clínica Nuestra Señora de la Concepción de la Fundación Jiménez Díaz, de Madrid, España. Articulista habitual en periódicos y revistas nacionales y extranjeros. Autor de varios libros sobre temas de su especialidad.