Lado B

El lado B es un espacio para tratar temas relacionados a todos los ámbitos de la cultura, rutinas del día a día, detalles de “Odisea burbujas” y otros misterios de la vida.)

El séptimo arte y la represalia postergada

El pasado sábado estaba en el cine con Virginia, ambos perdidos en la trama de una increíble película, cuando mi celular comenzó a vibrar. Sin ni siquiera mirar la pantalla contesté y dije: “Hola papá, estoy en el cine, te llamo en un rato” y continué viendo la película. Pero en ese momento que empecé a sospechar que la  llamada era parte de un nefasto plan de venganza que tardó años en concretarse.

Todo comenzó hace unos meses. Como se acercaban los premios Óscar quise ponerme al día con todas las películas nominadas y los sábados en la noche se convirtieron en nuestra “noche de cine”. La primera de esas noches, mi celular sonó y caí en la trampa: era mi padre, por lo que respondí de inmediato por si acaso se trataba de una emergencia; por suerte, solo llamó para enterarse de cómo estaba yo.

“No se preocupen, mi papá dice que todo está bien”.

Salí entonces de la sala y hablamos por unos minutos, por lo que me perdí de una parte importante de la película, pero no me quejo porque sostuvimos una agradable conversación. Hasta que volvió a ocurrir lo mismo al sábado siguiente, aunque en el momento lo consideré pura coincidencia.

Tras la llamada repetirse por dos sábados más, pensé que evitaría complicaciones si durante la siguiente semana hablaba con mi padre todos los días para mantenernos al tanto de lo que ocurre en nuestras vidas. Aun así, ese fin de semana, justo en medio de la película, llamó sin falta.

Creo que al final no sale un lobo, pero no estoy seguro, me perdí casi 15 minutos de la película.

En otro de esos sábados se me llamarlo para saludarlo antes de entrar a la sala. Fui inútil, en el momento más climático del filme recibí un mensaje de texto que decía: “Hola, ¿cómo estás?”.

Habían pasado tres meses desde la primera llamada cuando decidí que ya era hora de preguntarle a mi padre el porqué me telefoneaba en horarios tan específicos. Me respondió que Odette, mi querida hermana, le comentó mi queja porque él no me llamaba lo suficiente o solo lo hacía cuando le recordaba ponerse en contacto conmigo. Caí entonces en la cuenta de que todo era parte de un nefasto plan urdido por mi hermana para vengarse una broma que le jugué hace ya muchos años.

Cada tarde, cuando Odette veía Candy Candy, su programa de televisión favorito, yo esperaba los momentos claves del episodio para cambiar el canal con el control remoto de otra televisión sin que ella se diera cuenta. Por mucho tiempo Odette creyó que la televisión estaba dañada hasta que descubrió la verdad y me anunció que algún día se la desquitaría. Décadas más tarde, cumplió su promesa.

Gracias a mí, no se enteró de lo que le pasó a Anthony hasta años después.

Como ahora somos adultos creo que es justo dejar ese tipo de tonterías en el pasado y hacer las paces… pero solo después que convenza a mi madre de que su hija se siente muy olvidada por ella y cómo le encantaría escuchar su voz todos los días a las 5:30 AM.

Comentarios

Comentarios vía Facebook

Los comentarios en 7dias.com.do están sujetos a moderación. No se aceptan los comentarios que:

  • Contengan afirmaciones, enlaces, nombres o sobrenombres insultantes o contrarios a las leyes dominicanas que penalizan la difamación y la injuria.
  • Hagan acusaciones y no aporten datos comprobables.
  • Exalten la violencia o apoyen o insten a la violación de los derechos humanos.
  • Contengan alusiones discriminatorias por razón de la nacionalidad, sexo, edad, religión, opción sexual, militancia política o discapacidad.
  • Ataquen de manera denigrante a otros comentaristas de la misma información.
  • Contengan vulgaridades.
  • Contengan enlaces a espacios publicitarios, pornográficos o spam.
  • Insulten a nuestros periodistas, articulistas y blogueros.
  • Estén escritos con una ortografía que haga presumir que las faltas fueron cometidas de manera intencional.
  • 7dias.com.do se reserva el derecho de no publicar los comentarios que irrespeten estas normas, que son indicativas pero no limitativas. Nuestro deseo es propiciar el intercambio democrático de ideas en un marco de respeto. Las opiniones vertidas en los comentarios no expresan las del periódico.

Galería

  • 1

  • 2

    “No se preocupen, mi papá dice que todo está bien”.

  • 3

    Creo que al final no sale un lobo en este filme, pero no estoy seguro, me perdí como 15 minutos de película.

  • 4

    Gracias a mí, no se enteró de lo que le pasó a Anthony hasta años después.

Sobre el autor

Escritor, periodista y publicista. Actualmente este fan del cómics, el cine y la TV labora como editor de la sección de Cultura del periódico digital 7dias.com.do donde su lema es “¡Cultura! ¡Cultura! ¡Cultura!”, que solo está parcialmente relacionado a su lema privado “¡Chin pun pan tortillas papas!”, y su lema como acuariano a medio tiempo “¿Por las barbas de mi tía Petunia!”.