Historia de la Medicina

El propósito que nos anima es dar a conocer la historia de la Medicina dominicana a través de las reseñas biográficas y profesionales de sus principales protagonistas, tanto dominicanos como extranjeros. Es también rescatar del olvido a quienes han contribuido de manera decidida con el saber científico dominicano.

Vinicio Calventi, una vida dedicada a la ginecobstetricia

El doctor Vicinio Calventi, profesor meritísimo, ha sido el más importante referente en la ginecobstetricia dominicana por su dedicación al servicio y la docencia. Nacido en La Vega en 1925, descolló en su juventud vegana como poeta y locutor.

Con apenas 20 años, se trasladó en 1945 a Santo Domingo para estudiar Medicina en la Universidad de Santo Domingo, donde logra ingresar un año después. Mientras esperaba el ingreso a las aulas, trabajo como corrector en el periódico Listín Diario.

Ya inscrito en la carrera, se desempeña como practicante en el Hospital Juan Pablo Pina, de San Cristóbal, en 1948; dos años después, en 1950, ingresa al Hospital Dr. Salvador B. Gautier.

Recibe su título de doctor en Medicina en el 1953 y realiza la pasantía de ley en la entonces Maternidad Julia Molina, hoy Maternidad Nuestra Señora de la Altagracia, de la que es nombrado médico partero en 1954.

En 1955 viaja a los Estados Unidos para especializarse en gineo-obstetricia. En  Nueva York estudia en los centros Morrisania City Hospital y Harlem Hospital. Amplió sus estudios en Baltimore en el prestigioso Hospital Johns Hopkins, donde se formó en patología ginecológica.

Calventi regresará al país tras el ajusticiamiento de Rafael Trujillo en 1961, integrándose de inmediato a la lucha política a través del Movimiento Revolucionario 14 de Junio. A consecuencia de esta militancia es deportado en 1962, regresando un año después, durante la presidencia de su primo Juan Bosch, quien levantó el impedimento de entrada al país a todos los exiliados.

En 1964 fue nombrado médico ayudante del Servicio de Ginecología de la Maternidad Nuestra Señora de la Altagracia, que pasaría a dirigir en 1969. Ocupó el cargo durante 35 años ininterrumpidos. Su carácter rígido y su honestidad infundieron respeto en las administraciones de Salud Pública de todos los gobiernos, que debieron reconocer su manejo escrupuloso de los fondos públicos y su tremendo interés en el progreso del centro hospitalario.

Un dato que vale la pena resaltar es que la cuantificación de los trabajos científicos publicados por médicos dominicanos arroja que el mayor productor de documentos de esta índole es la Maternidad que tan prolongadamente dirigió Calventi.

En 1965, el doctor Calventi ingresa a la Universidad Autónoma de Santo Domingo para impartir docencia en ginecoobstetricia.

Se inició en la práctica privada en 1968, abriendo consultorio en el Centro Médico Nacional. Su ejercicio privado se distingue por la fraternidad y la solidaridad, pero es en la Maternidad Nuestra Señora de la Altagracia donde logra descollar como médico consagrado y de entrega absoluta a las pacientes pobres que acudían masivamente a la que fue durante muchos años la única maternidad pública en todo el país. Y es en  la Maternidad donde desarrolló las residencias de ginecología y obstetricia, perinatología y neonatología. 

En la Sociedad Dominicana de Ginecobstetricia también desarrolló una decisiva labor. Fue secretario, vicepresidente y presidente de esa entidad, y en 1981 organizó de forma brillante el XI Congreso Latinoamericano de Ginecología y Obstetricia. Además, fue presidente de la Federación Latinoamericana de Sociedades de Ginecología y Obstetricia entre 1981 y 1984.  El doctor Vinicio  Calventi ha sido el único dominicano en ocupar esa posicion.

Durante su vida recibió múltiples reconocimientos en el ámbito académico otorgados por la UASD, el INTEC y la UCE.  La UASD le otorgó el título de “Pionero de las Residencias Médicas” y “Profesor Meritísimo”. Recibió del Colegio Médico Dominicano el títulode Maestro de la Medicina Dominicana, y fue reconocido como maestro de la ginecología y obstetricia latinamericana. Fue condecorado con la Orden de Duarte, Sánchez y Mella en el grado de Caballero.

El doctor Vinicio Calventi falleció en el 2004 y como un justo reconocimiento a su vida y obra un Hospital en Los Alcarrizos lleva su nombre.

Comentarios

Comentarios vía Facebook

Los comentarios en 7dias.com.do están sujetos a moderación. No se aceptan los comentarios que:

  • Contengan afirmaciones, enlaces, nombres o sobrenombres insultantes o contrarios a las leyes dominicanas que penalizan la difamación y la injuria.
  • Hagan acusaciones y no aporten datos comprobables.
  • Exalten la violencia o apoyen o insten a la violación de los derechos humanos.
  • Contengan alusiones discriminatorias por razón de la nacionalidad, sexo, edad, religión, opción sexual, militancia política o discapacidad.
  • Ataquen de manera denigrante a otros comentaristas de la misma información.
  • Contengan vulgaridades.
  • Contengan enlaces a espacios publicitarios, pornográficos o spam.
  • Insulten a nuestros periodistas, articulistas y blogueros.
  • Estén escritos con una ortografía que haga presumir que las faltas fueron cometidas de manera intencional.
  • 7dias.com.do se reserva el derecho de no publicar los comentarios que irrespeten estas normas, que son indicativas pero no limitativas. Nuestro deseo es propiciar el intercambio democrático de ideas en un marco de respeto. Las opiniones vertidas en los comentarios no expresan las del periódico.

Sobre el autor

Graduado en Medicina de la Universidad Nacional Pedro Henríquez Ureña, con especialidad en Oftalmología en el Servicio de Oftalmología del Instituto de Investigaciones Clínicas y Medicas de la Clínica Nuestra Señora de la Concepción de la Fundación Jiménez Díaz, de Madrid, España. Articulista habitual en periódicos y revistas nacionales y extranjeros. Autor de varios libros sobre temas de su especialidad.