¿Sabía Usted?

Toma el nombre de una columna publicada en el periódico el 1J4, por la Agrupación Política 14 de Junio, entre los años 1962 y 1963. Por su forma sencilla y realista, ¿Sabía Usted? busca informar, educar y concientizar a través de tres realidades socialmente vulnerables: género, niñez y ambiente.. También otros problemas sociales que urgen la guerra de las palabras contra el poder y la estrategia de lo injusto.

El derecho de los niños apátridas

En la Convención Sobre los Derechos del Niño, se define como niño al “ser humano menor de dieciocho años de edad”. Republica Dominicana firmó y ratificó dicha convención asumiendo el compromiso de garantizar su aplicación a cada niño sujeto a su jurisdicción, sin distinción alguna, independientemente de la raza, el color, el sexo, el idioma, la religión, la opinión política o de otra índole, el origen nacional, étnico o social, la posición económica, los impedimentos físicos, el nacimiento o cualquier otra condición del niño, de sus padres o de sus representantes legales.

Aunque la nacionalidad de los hijos de haitianos nacidos en el país viene dada por la de los padres, según el ius sanguinis. Dichos niños caen en la definición internacional de apátridas. La nacionalidad de estos es indeterminada, debido a la ausencia de un documento de identidad legal que la haga vigente.

El país es signatario de la Convención sobre el Estatuto de los Apátridas, de 1959, ampliada por la Convención para reducir los casos de apatridia, de 1961. Dicho instrumento cuenta con algunos puntos referentes a los documentos de identidad, naturalización y educación pública que protegería a los niños apátridas de cruzar a uno de los países más pobres del mundo; cuya renta per cápita es la más baja del planeta, el 80 % de la población vive sumido en la pobreza, el 47 % sufre de desnutrición crónica y los que sobreviven, un 60 % muere de VIH-sida, según la Organización Mundial de la Salud.

La intención de expulsar a estos niños en la repatriación de sus padres, sería transferirle una condición de ilegalidad y hacerles objetos de injerencias arbitrarias, que van en detrimento de sus derechos a alimentación, salud, educación y la seguridad, que no existe en Haití, una sociedad, donde conseguir agua y comida, se convierte en el punto de partida que moviliza a unas 200,000 niñas a la prostitución. Sumado además, el desorden económico, la corrupción y la situación deplorable de los Derechos Humanos, que delata la prensa haitiana. Todo esto conforma un escenario tan inapropiado para la niñez, como el existente, en países con situaciones bélicas.

El asunto planteado en aras de la niñez no cuestiona como válido que República Dominicana tome las riendas de sus políticas migratorias como lo ha hecho el resto del mundo. Se trata más bien de exhortar a repensar, en busca de un paréntesis humanamente justo e internacionalmente necesario. Que salvaguarde a estos niños que simplemente nacieron y están en nuestra jurisdicción.

Comentarios

Comentarios vía Facebook

Los comentarios en 7dias.com.do están sujetos a moderación. No se aceptan los comentarios que:

  • Contengan afirmaciones, enlaces, nombres o sobrenombres insultantes o contrarios a las leyes dominicanas que penalizan la difamación y la injuria.
  • Hagan acusaciones y no aporten datos comprobables.
  • Exalten la violencia o apoyen o insten a la violación de los derechos humanos.
  • Contengan alusiones discriminatorias por razón de la nacionalidad, sexo, edad, religión, opción sexual, militancia política o discapacidad.
  • Ataquen de manera denigrante a otros comentaristas de la misma información.
  • Contengan vulgaridades.
  • Contengan enlaces a espacios publicitarios, pornográficos o spam.
  • Insulten a nuestros periodistas, articulistas y blogueros.
  • Estén escritos con una ortografía que haga presumir que las faltas fueron cometidas de manera intencional.
  • 7dias.com.do se reserva el derecho de no publicar los comentarios que irrespeten estas normas, que son indicativas pero no limitativas. Nuestro deseo es propiciar el intercambio democrático de ideas en un marco de respeto. Las opiniones vertidas en los comentarios no expresan las del periódico.

Sobre la autora

Técnico bióloga. Ha trabajado para el Estado en el área ambiental a través del Museo Nacional de Historia Natural y El Ministerio de Medio Ambiente. En el área de consultoría, para The Nature Conservancy, Fundación Moscoso Puello, SERCITEC, EMPACA, PRONATURA, etc. También ha laborado en proyectos desarrollados en el país por The Smithsoniam Institucion, Holliday University of Londres y Universidad de Harvard. Es coatura de los principales trabajos desarrollados en el país en materia de agua dulce: Relationship between macroinvertebrate Fauna and environmental variables in small streams of the Dominican Republic y Biodiversidad Acuática del Parque Nacional Juan Bautista Pérez Rancier. Actualmente, madre, consultora independiente y voluntaria en el área ambiental.