Otro aire


Aquí se respira cultura

Cuando se sale a la calle en Buenos Aires se respiran distintas cosas: si es hora del almuerzo, se respira un olorcito a carne, aire sucio (porque es una ciudad con mucho tráfico vehicular). En primavera huele a flores. Lo que más me gusta es que todo el día se respira cultura.

Desde el 30 de junio y hasta el 16 de septiembre se presenta en el MALBA (Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires) la exposición de una de las artistas más cotizadas en el momento, Yayoi Kusama. Antes de entrar al museo ya se siente que una será testigo de algo importante: las jacarandas de afuera están forradas de tela roja con puntitos blancos (algo por lo que Kusama es conocida) y la fila es inmensa, y la entrada puede tardar una hora en cualquier momento del día.

Obsesión Infinita es una muestra de más de cien obras creadas entre 1950 y 2013 por la artista japonesa. Sus piezas se caracterizan por repetir obsesivamente el mismo patrón. Hay pinturas, performances e instalaciones.

Los fines de semana, ahora que no hace frío, las plazas se llenan de gente, no hacen falta los ipods ya que distintos aspirantes a vivir de la música amenizan el ambiente

El sábado se presentaron las estrellas del ballet clásico ruso: del teatro Mariinsky de San Petersburgo,  Kirov y El Gran Teatro Bolshoi. El Teatro Coliseo, con capacidad para 1,700 personas, estaba lleno. No me extrañaría si hubo quienes se quedaron sin entradas. Se notaba que había todo tipo de edades y clases sociales.  Tengo una amiga que fue bailarina por muchos años, su conclusión fue que los rusos tienen una técnica perfecta.

El Teatro Colón sigue su temporada. Como tienen entradas para todos los bolsillos, nadie se queda fuera. En la cartelera actual se presentan más de cien obras de teatro y musicales. No por uno o dos fines de semana sino por meses: siempre hay público.

Fuera del teatro y recintos preparados para distintas expresiones culturales, las librerías cierran a las 10 de la noche y algunas hasta más tarde. Cada vez son más locales, siempre hay gente. Los libros  son caros para el poder adquisitivo promedio, pero para una gran cantidad de personas es preferible gastar en libros que en salón de belleza, ropa, bebidas u otros. En los autobuses no se pierde tiempo para leer entre un destino y otro.

Los fines de semana, ahora que no hace frío, las plazas se llenan de gente, no hacen falta los ipods ya que distintos aspirantes a vivir de la música amenizan el ambiente. En Buenos Aires cualquier taxista te habla de cualquier tema y tiene base para hablar a favor o en contra del gobierno.

Algunos argumentarán que cultura no necesariamente tiene que ser ballet, ni orquestas filarmónicas, estamos de acuerdo. Cultura también es nuestro merengue y bachata. Pero fuera de la música, ¿cuánto lee en promedio un dominicano? Independientemente de una obra clásica o comedia popular, ¿cuántos van al teatro? Me comentó mi mamá que el último Festival de Teatro estuvo repleto, las entradas costaban 50 pesos. Entonces, ¿es que no nos interesa la cultura o que no compramos libros ni vamos al teatro porque están fuera de nuestro alcance? 

Comentarios

Comentarios vía Facebook

Los comentarios en 7dias.com.do están sujetos a moderación. No se aceptan los comentarios que:

  • Contengan afirmaciones, enlaces, nombres o sobrenombres insultantes o contrarios a las leyes dominicanas que penalizan la difamación y la injuria.
  • Hagan acusaciones y no aporten datos comprobables.
  • Exalten la violencia o apoyen o insten a la violación de los derechos humanos.
  • Contengan alusiones discriminatorias por razón de la nacionalidad, sexo, edad, religión, opción sexual, militancia política o discapacidad.
  • Ataquen de manera denigrante a otros comentaristas de la misma información.
  • Contengan vulgaridades.
  • Contengan enlaces a espacios publicitarios, pornográficos o spam.
  • Insulten a nuestros periodistas, articulistas y blogueros.
  • Estén escritos con una ortografía que haga presumir que las faltas fueron cometidas de manera intencional.
  • 7dias.com.do se reserva el derecho de no publicar los comentarios que irrespeten estas normas, que son indicativas pero no limitativas. Nuestro deseo es propiciar el intercambio democrático de ideas en un marco de respeto. Las opiniones vertidas en los comentarios no expresan las del periódico.

Sobre la autora

Graduada de Comunicación Social. Ha trabajado como redactora y productora de distintos medios de comunicación en Santo Domingo. En la actualidad reside en Buenos Aires, donde cursa un MBA en Marketing.