Otro aire


Me fui, y ahora es que esto comienza

Siempre he pensado que los aeropuertos son un buen lugar para observar a las personas. El otro día viajé de Santo Domingo a Buenos Aires, luego de unas vacaciones medio flash por Navidad. El escenario fue la terminal B4 de Las Américas. El común denominador de los actores es que ninguno conoce el concepto de hacer fila y se le olvidan los números cuando por las bocinas se escucha que “está abordando SOLO el grupo 5, los demás permanecer sentados”.

La verdad es que no es fácil dejar gente querida, el mar, ese sentido de familiaridad con cualquiera y el sentirse en casa.

Los aeropuertos son uno de los pocos sitios donde se juntan distintas clases sociales y nacionalidades sin que ninguna tenga preferencia: todos tenemos que pasar por seguridad, esperar, hacer filas, sufrir retrasos... La diversidad de personas es notable: había el niño acelerado porque se iba a montar en un avión, la señora que se compra los pantalones dos tamaños más pequeños del que necesita y anda “ajutá”, maquillada y con zapatos altos; dos dominicanos que viven en el exterior y sin conocerse se ponen a hablar de cuanto “malpasan” donde viven y lo bueno que es estar en la República Dominicana, pero que jamás les ha pasado por la cabeza volver; los raperos (que nadie sabían quiénes eran) pero que porque salen del salón VIP de la línea aérea se siente very important; una familia de turistas con abrigos de frío en mano, pero en chancletas, que disfrutan sus últimos minutos por meses de calor. La que llora desconsoladamente, probablemente porque se despidió de alguien querido.

Esa última soy yo: la que se sienta medio discretamente pero que llama la atención al sacudirse la nariz. Y es que el que se queda ve como un can eso de despedir a otro. La verdad es que no es fácil dejar gente querida, el mar, ese sentido de familiaridad con cualquiera y el sentirse en casa.

Fuera de sentimentalismos, a empezar un nuevo año, seguir descubriendo una majestuosa ciudad y a ver a dónde me lleva el día a día de Buenos Aires...  Este será mi espacio para compartir un 2013 lleno de teatro, comida, artes y esa sensación de estar lejos y respirar otro aire.

Comentarios

Comentarios vía Facebook

Los comentarios en 7dias.com.do están sujetos a moderación. No se aceptan los comentarios que:

  • Contengan afirmaciones, enlaces, nombres o sobrenombres insultantes o contrarios a las leyes dominicanas que penalizan la difamación y la injuria.
  • Hagan acusaciones y no aporten datos comprobables.
  • Exalten la violencia o apoyen o insten a la violación de los derechos humanos.
  • Contengan alusiones discriminatorias por razón de la nacionalidad, sexo, edad, religión, opción sexual, militancia política o discapacidad.
  • Ataquen de manera denigrante a otros comentaristas de la misma información.
  • Contengan vulgaridades.
  • Contengan enlaces a espacios publicitarios, pornográficos o spam.
  • Insulten a nuestros periodistas, articulistas y blogueros.
  • Estén escritos con una ortografía que haga presumir que las faltas fueron cometidas de manera intencional.
  • 7dias.com.do se reserva el derecho de no publicar los comentarios que irrespeten estas normas, que son indicativas pero no limitativas. Nuestro deseo es propiciar el intercambio democrático de ideas en un marco de respeto. Las opiniones vertidas en los comentarios no expresan las del periódico.

Sobre la autora

Graduada de Comunicación Social. Ha trabajado como redactora y productora de distintos medios de comunicación en Santo Domingo. En la actualidad reside en Buenos Aires, donde cursa un MBA en Marketing.